Cómo transportar dinero internacionalmente

Tiempo de lectura: 13'

En este post vamos a analizar hasta 12 formas distintas para transportar dinero internacionalmente.

Este es un tema bastante delicado en el que hay que tener en cuenta las normativa del país desde el que sales y el país de destino (y, si llevas el dinero encima, los países en los que hagas tránsito).

Estas normas suelen estar encaminadas a prevenir la lucha contra el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo. Pero, en otros casos, se limitan a establecer controles cambiarios por la situación dramática de un país concreto (por ejemplo, Venezuela o Argentina recientemente).

Distingamos entre llevar el dinero encima y mandarlo por otros medios.

(A) Formas de transportar dinero internacionalmente llevándolo encima

1.- Efectivo

La opción más obvia para transportar dinero internacionalmente es llevarse el dinero en efectivo.

Dependiendo de la cantidad transportada, esta opción plantea muchos problemas logísticos ya que es necesario sacar el dinero del banco (y existen límites de cuánto se puede sacar sin preaviso) y llevarlo encima durante el viaje (con la inseguridad que eso conlleva).

Además, en el país de destino, puede ser complicado ingresarlo en una cuenta bancaria si se trata de grandes cantidades y no se puede justificar su origen.

Pero es que, además, desde el punto de vista legal existen una serie de obligaciones que es necesario cumplir y que varían de país a país. El incumplimiento de estas normas puede implicar tanto el decomiso del dinero como la imposición de multas así que es un tema que hay que estudiar muy bien.

Unión Europea

Así, por ejemplo, si entras o sales de la Unión Europea y transportas más de 10.000 euros (u otras divisas cuyo valor exceda de 10.000 euros) tienes la obligación de declarar que lo transportas (artículo 3.1 de este reglamento).

En general esta regla también aplica si te mueves entre países de la UE pero habría que consultar cada caso.

En concreto, en España, habría que presentar el modelo S1.

La obligación de declarar aplicaría por ejemplo si transportas dólares, euros, libras esterlinas y francos cuya suma exceda de 10.000 euros. Y ojo que también se incluyen a efectos del cómputo otros instrumentos financieros como los cheques de viaje.

Un punto importante es que este límite es por persona que viaje así que, si vas en un grupo, puedes transportar esa cantidad por persona.

Estados Unidos

En Estados Unidos el límite es de 10.000 dólares y si se transporta más es necesario declararlo con el formulario 105.

Países latinoamericanos

El mismo límite de 10.000 dólares existe en países como Colombia (formulario correspondiente ) o México (que debe declararse en la Declaración de Aduana para pasajeros procedentes del extranjero o en la Declaración de Dinero, al salir del país) .

En Perú el límite para declarar también es de 10.000 dólares por persona pero es que además, está prohibido llevar más de 30.000 dólares incluso aunque estés dispuesto a declararlo.

Y ojo que en otros países como Argentina es ligeramente distinto porque el límite de 10.000 dólares aplica por persona mayor de 16 años, siendo el límite para los menores de 16 años de tan solo 5.000 dólares.

Conclusión

Si vas a viajar con dinero efectivo tendrás que cumplir la normativa de todos los países por lo que pases por lo que, de facto, el límite que podrás llevar será el que imponga la normativa más estricta.

Un ejemplo: si vuelas a Argentina desde España con tu pareja y un hijo pequeño, aunque podrías sacar 30.000 euros de España sin declararlos, el límite que podrías ingresar en Argentina sin declararlo sería de 25.000 dólares.

transportar dinero internacionalmente

2.- Tarjetas de débito o crédito

En general no existe obligación de declarar las tarjetas de débito o crédito ya que al realizar cualquier tipo de operación, los bancos involucrados cumplirán con las obligaciones de información pertinentes.

El principal inconveniente es que, cada vez que hagas un pago en otra divisa, te cargarán una comisión que suele estar en torno al 3% (al menos en las tarjetas emitidas en España).

3.- Tarjetas monedero o de prepago

Las tarjetas monederos son tarjetas en las que se deposita una cantidad de dinero y que permiten efectuar pagos o retirar dinero de cajeros hasta que se acaba el dinero (obviamente, se pueden recargar).

A priori, al transportar dinero internacionalmente en una tarjeta monedero, ese saldo computaría a los efectos de determinar si existe obligación o no de declarar el efectivo transportado que veíamos antes.

No obstante, lo cierto es que es muy poco probable que alguien se percate de que llevamos un tarjeta monedero (especialmente si las ponemos entre las tarjetas de débito o crédito).

Lo único que hay que tener en cuenta es que sería conveniente revisar que la tarjeta monedero será aceptada como medio de pago en el país al que vamos. Además sería prudente que el importe que depositemos no supere los 10.000 euros o dólares porque, si no, es posible que el banco desde el que hagamos el depósito comience a hacer preguntas.

Una buena opción, especialmente entre México y España es la tarjeta de Bnext (que yo tengo y me tiene muy contento) y que no te cobra comisiones por sacar dinero en el extranjero.

4.- Monedas y metales preciosos

Vamos a hablar ahora de llevar encima metales preciosos en forma de monedas o lingotes.

(a) Lingotes

En general, no es buena idea llevar lingotes encima al cruzar una frontera porque va a llamar mucho la atención de cualquier agente de aduanas. Dicho lo cual, como regla general, transportar lingotes es perfectamente legal aunque es habitual tener que declarar al superar los 10.000 euros o dólares de valor (aunque un lingote de 1 kg de plata, por ejemplo, estaría muy por debajo de ese límite).

Un punto importante a tener en cuenta es que, en general, el oro suele estar exento de tributación pero si transportamos plata es posible que haya que pagar impuestos. Será necesario consultarlo con un fiscalista del país de origen y otro del país de destino.

(b) Monedas

Con las monedas surge la cuestión de qué valor hay que tener en cuenta: el valor del metal precioso o el valor nominal que figura en la moneda. Por ejemplo, una moneda de oro de la Filarmónica de Viena tiene un valor nominal de 100 euros pero su valor real es muy superior.

¿Qué valor considerar? Pues la respuesta desde el punto de vista práctico es que va a depender de la interpretación del oficial de aduanas que te encuentres y de tu capacidad de persuasión.

Lo cierto es que las normas que hacen referencia a la obligación de declarar el dinero transportado suelen referirse a la moneda de curso legal por lo que es posible defender que (i) o bien los metales preciosos no son moneda de curso legal o (ii) si consideramos que lo son, deberíamos considerar el valor nominal (por ejemplo, cuando llevamos una moneda de dos euros, consideramos el valor nominal, no el valor de los materiales con los que está hecho, que es mucho menor).

Si bien como abogado estos argumentos me parecen muy defendibles, lo cierto es que cada país elabora sus normas de interpretación y es mejor no jugársela y considerar el valor real de la moneda. En cualquier caso, veamos lo que aplica en Estados Unidos y en la Unión Europea.

Estados Unidos

En Estados Unidos hay que prestar atención a las reglas del Departamento de Tesorería y a las de la Oficina del Censo (Census Bureau).

Conforme a las normas del Departamento de Tesorería, si transportas ¨divisas o instrumentos financieros¨ por valor de más de USD 10.000 tienes que declararlo conforme al modelo 105.

Lo que ocurre es que, según la definición de ¨divisas o instrumentos financieros¨ incluida en dicho documento solamente se incluirían:

(i) moneda de curso legal en EE.UU. u otro país;

(ii) cheques de viaje;

(iii) instrumentos negociables (incluyendo cheques, promesas de pago u órdenes monetarias) al portador;

(iv) instrumentos incompletos (como cheques, promesas de pago u órdenes monetarias) firmadas pero en el que el beneficiario no se ha completado; o

(v) acciones o participaciones al portador.

Como véis, no figuran el oro o la plata por ningún sitio.

Se podría pensar que si las monedas de oro o plata tienen un valor nominal, entonces habría que declararlas como ¨divisas¨ (¡y los lingotes no tienen valor nominal!). Pero según una decisión administrativa de la FinCen, para que algo sea considerado ¨divisa¨ debe ser moneda de curso legal, circular y ser utilizada habitualmente como medio de pago. Este último requisito no se cumple.

Y en cualquier caso, si decidiésemos que se debe incluir como divisa, por ser precavidos, lo coherente sería hacerlo por su valor nominal.

Las normas de la Oficina del Censo (Census Bureau) establecen que hay obligación de declarar cualquier materia prima (commodity) transportada, incluyendo oro y plata, si su valor excede de USD 2.500.

Lo que ocurre es que el propio Código de Normativa Federal (Code of Federal Regulation), establece en su título 15, artículo 30.37 que no será necesario hacer dicha declaración en relación con los efectos personales.

Obviamente, dependerá de la cantidad de oro que lleves. Si portas una cantidad pequeñas de monedas, se puede defender que son efectos personales. Si llevas mil monedas, ya es más complicado defenderlo.

Conclusión sobre EE.UU.

Parece que la normativa norteamericana no requiere presentar ninguna declaración al transportar monedas (al menos si se hace en pequeña cantidad).

Pero lo cierto es que dependerá de la interpretación de agente de aduanas  (¡que no suelen ser muy simpáticos!) así que es mejor no jugártela y no transportar monedas cuyo valor sobrepasen los USD 10.000.

En cualquier caso, si quieres estudiar el tema más en detalle, te recomiendo estos dos post del financialsense.com: post 1 y post 2.

Además, a EE.UU. no se pueden llevar medallas, lingotes o monedas de oro procedentes de Irán, Cuba o Sudán.

Unión Europea

En la Unión Europea la situación cambiará de país a país pero, en general, será necesario declarar los metales preciosos cuyo valor exceda de EUR 10.000. En España, el formulario relevante es el modelo S1 que incluye expresamente la opción de declarar oro u onzas transportadas en su apartado 4.

Otros países

Desconozco la regulación en otros países pero es razonable pensar que la situación es bastante parecida como demuestra el hecho de que he encontrado noticias de personas arrestadas por transportar oro sin declararlo en países como MéxicoColombia o India.

5.- Artículos de lujo

Una forma de transportar dinero internacionalmente sin límite es comprar artículos de lujo antes de salir y, luego, venderlo en el país de destino.

Ya vimos antes que en caso de llevar lingotes o monedas de oro es probable que fueses a tener problemas en la aduanas. Sin embargo, no es así con respecto a las joyas. Puedes cruzar la frontera cargado de colgantes de oro que nadie te va a decir nada.

O puedes comprarte un buen reloj y llevarlo tranquilamente. Hay algunos relojes que cuestan millones de euros.

Otra opción puede ser comprar whisky o vino (hay botellas que valen miles de euros) en el aeropuerto y venderlo en el país de destino. Ojo porque hay cantidades máximas de alcohol que se pueden transportar por pasajero.

Y cuidado si compramos obras de arte porque existen limitaciones al respecto y puedes acabar en la cárcel.

Cierto es que, al transportar dinero comprando artículos de lujo una gran parte de ese dinero se va a perder: (a) en lo que gana el que te lo vende y (b) en lo que gane el que te lo compra, pero es mucha mejor opción que no poder sacar tu dinero de un país.

(B) Otras formas de transportar dinero internacionalmente

6.- Transferencias bancarias

Esta opción es relativamente sencilla pero plantea una serie de inconvenientes administrativos que es necesario tener en cuenta.

Lo primero es que necesitaremos tener abierta una cuenta bancaria en el país de origen (o transferir el dinero a una persona de mucha confianza).

Además, si se trata de cantidades muy importantes es necesario informar de antemano al banco desde el que se va a realizar la transferencia para evitar que surjan inconvenientes y devuelvan la transferencia.

Si la transferencia implica que se produzca un cambio de divisas (por ejemplo, transfieres dinero desde una cuenta en México denominada en dólares a otra en España denominada en euros), es muy probable que te apliquen una comisión muy alta (aparte de un tipo de cambio favorable para el banco).

Y, finalmente, dependiendo de los países involucrados, es posible que haya que presentar ciertos formularios de información. Es muy probable que el banco de destino te pueda asesorar al respecto.

Transportar dinero internacionalmente

7.- Transporte internacional de metales preciosos

Si queremos transportar metales preciosos pero no queremos llevarlos encima, hay empresas especializadas en el transporte.

Algunos ejemplos son Brink’s, Loomis o Malca Almit que se encargarán tanto de cumplir con las obligaciones de información como de contratar los seguros correspondiente.

Si estamos hablando de cantidades más pequeñas, otras empresas de mensajería como Correos, Fedex o MRW también pueden prestar el servicio de transporte.

8.- PayPal

Transportar dinero internacionalmente con PayPal es relativamente simple. Únicamente es necesario que el usuario tenga dos cuentas de PayPal, una asociada a una cuenta del país de origen y otra asociada a la cuenta del país de destino. Se hace una transferencia de una cuenta a otra y listo. El problema es que hay que pagar comisiones y el tipo de cambio no suele ser muy bueno.

Además, PayPal debe cumplir con la normativa de blanqueo de capitales por lo que, si se transfieren grandes cantidades, es probable que surjan los mismos problemas que con las transferencias bancarias.

9.- Empresas de remesas internacionales

Se puede transportar dinero internacionalmente utilizando los servicios de alguna de las típicas empresas de remesas, como Western Union, Money Gram o Ria.

El principal problema es que las comisiones que te cobran son una auténtica barbaridad. Hay opciones mejores.

10.- Empresas de envíos online

Existen muchísimas empresas que permiten mandar dinero a través de internet tales como Transferwise, WorldRemit  o Sendmoney24.

Si quieres usar esta opción, mi consejo es que utilices el comparador Monito que te hace recomendaciones en función del país de origen, el país de destino, la divisa y el importe.

Este mecanismo es rápido y simple y, en general, se puede elegir entre recibir el dinero en cuenta bancaria, recogerlo en una tienda o que se cargue en el saldo de una tarjeta.

El principal problema es, de nuevo, el alto coste.

11.- Aplicaciones fintech

Otra opción para transportar dinero internacionalmente es descargar aplicaciones que te permiten efectuar tranferencias al extranjero con comisiones muy bajas tales como Revolut que te permite transferir hasta 6.000 euros al mes con comisiones del 0,5%, o con N26  que te pemite realizar transferencias internacionales en 19 monedas y con el tipo de cambio real desde tu móvil.

12.- Criptomonedas

Sin duda alguna una de las formas más sencillas de transferir dinero ente países es utilizar criptomonedas como Bitcoin o Ethereum. Es muy sencillo tener las criptomonedas en distintas wallets y asociarlas a tarjetas en un país o en otro.

Por ejemplo, puedes tener tus Bitcoins en una billetera (wallet) asociada a tu tarjeta en España y otra billetera asociada a tu tarjeta en Colombia y, transferir dinero haciendo una transferencia entre tus billeteras. De hecho, en la mayor parte de los casos no será necesario utilizar dos billeteras ya que la mayoría de tarjetas te permiten disponer en distintas divisas.

Los principales inconvenientes de utilizar criptomonedas son por un lado el coste de las tarjetas (que suele ser alto) y, por otro lado, la alta volatilidad de las criptomonedas.

No obstante, el coste de las tarjetas se puede disminuir eligiendo bien así que no dudes en comparar (aquí te dejo referencia a un post al respecto). Y la de la alta volatilidad se mitiga si utilizas Stablecoins.

Cierre del post

Bueno pues ya hemos visto hasta 12 formas de transportar dinero internacionalmente, tanto físicamente como mediante su envío. Si se os ocurren otras formas que no he enumerado, no dudéis en mencionarlas en la sección de comentarios.

¡Ah, y por favor, cumplir la ley que no merece la pena meterse en líos!

¨El dinero es algo extraño. Los que no tienen dinero lo persiguen con ahínco. Y los que tienen dinero se enfrentan a multitud de problemas¨. Ayrton Senna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.