Tipos de dividendos

Tiempo de lectura: 2'

Veamos hoy qué son los dividendos, un concepto fundamental a la hora de calcular la rentabilidad de la inversión en acciones y una de las pocas formas de realizar inversiones productivas con activos financieros.

Concepto y requisitos

Los dividendos son la parte del beneficio de una sociedad que se divide entre los accionistas.

Para que una empresa pueda pagar dividendos tiene que haber tenido ganancias. Pero, además, deben ser ganancias que puedan repartir porque hay determinados supuestos en los que las ganancias deben destinarse, por ley o por estatutos, a otros conceptos tales como compensar pérdidas de ejercicios anteriores o a dotar reservas.

Tipos de dividendos en función de la forma de pago

En función de la forma de pago, pueden dividirse en dos tipos:

1.- Dividendos Tradicionales

Que son los que se pagan en dinero. Es de perogrullo, pero para poder pagarlos  la empresa necesita tener caja. Este aspecto es fundamental si inviertes en empresas con poca liquidez, ya que si la empresa tiene tensiones de tesorería, no podrá pagar dividendos.

2.- Dividendos Scrip

Son los que se pagan mediante la emisión de nuevas acciones. En estos casos, el accionista puede optar normalmente por tres opciones distintas:

(i) recibir las nuevas acciones;

(ii) vender los derechos de suscripción preferente (osea, el derecho a recibir las nuevas acciones) en el mercado y recibir efectivo; o

(iii) vender los derechos de suscripción preferente a la empresa y recibir efectivo (la diferencia con la opción anterior es que la empresa se compromete a pagar un precio fijo, mientras que en la opción anterior se venden en el mercado, pudiendo ser variar el precio).

¿Qué son los dividendos?

Fiscalidad de los dividendos

A fecha de este post, los dividendos ordinarios constituyen un rendimiento del capital mobiliario y tributarán por IRPF.

En el caso de los dividendos scrip, la venta de los derechos de suscripción preferente a la empresa constituye también un rendimiento del capital mobiliario y tributa por IRPF. La venta de los derechos en el mercado también tributa en el IRPF pero como plusvalía (por lo que se podría compensar con pérdidas). Por contra, la recepción de nuevas acciones implica que no se tributa hasta que se venden las acciones, momento en el cual se tributa por plusvalías.

No obstante, la fiscalidad puede cambiar rápidamente así que por favor, verificarlo. En cualquier caso, si los dividendos scrip los paga una empresa cotizada suelen explicar la fiscalidad que llevan aparejada.

¨Creo que las acciones que no reparten dividendos no son diferentes que las cartas de beisbol. Valen lo que puedes convencer a alguien que pague por ellas¨. Mark Cuban, inversor norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.