Cómo beneficiarse de la mentalidad de rebaño al invertir

En este post vamos a ver qué es la mentalidad de rebaño y cómo podemos beneficiarnos de ella a la hora de invertir.

Concepto: la mentalidad de rebaño o de manada

La mentalidad de rebaño se produce cuando los individuos siguen la conducta de la multitud (el rebaño o manada) sin plantearse si dicha conducta es racional o no.

Un ejemplo que, en mi opinión, es muy gráfico es la conducta de las manadas de ñus en el Serengueti cuando tienen que atravesar el río Mara en su migración anual. Los ñus se amontonan al borde del río sin decidirse a cruzar. Y cuando uno de los ñus decide cruzar, todos cruzan por el mismo sitio. Da igual que no haya un fácil acceso al río o que sea una zona infestada de cocodrilos. Todos siguen a la manada.

Esta conducta que parece propia de los gandes rebaños de herbívoros, se da a menudo entre los humanos. De hecho, un estudio de la Universidad de Leeds parece indicar que basta con que una minoría del  5% decida hacer algo para que el 95% restante le siga sin planteárselo demasiado

La mentalidad de rebaño en los mercados financieros

Si bien uno pensaría que a la hora de invertir los seres humanos actuamos de forma racional, lo cierto es que la mentalidad de rebaño explica en gran parte la formación de muchas de las burbujas que se producen en los mercados financieros : hay que invertir en un activo porque todo el mundo lo está haciendo. Y, muchas veces, también explica los pinchazos de dichas burbujas (ya que el pánico se extiende más rápido que la avaricia).

Así, hay ejemplos muy diversos a lo largo de la historia como la burbuja de los tulipanes en Holanda o la Compañía de los Mares del Sur en Inglaterra.

Pero no es necesario remontarse al pasado para encontrar ejemplos. Sólo en este siglo es fácil identificar:

(i) la burbuja de las punto com en 2001 (había que invertir en Internet a cualquier precio);

(ii) las burbujas inmobiliarias que explotaron a raíz de la crisis de 2008 (cuando empezó la crisis había que deshacerse de la deuda hipotecaria a cualquier precio);

(iii) la burbuja que llevó al Bitcoin a alcanzar los 20.000 USD en 2017 (la gente compraba sin saber ni lo que eran), o

(iv) la burbujas actuales que muchos expertos creen que existen en las bolsas norteamericanas (y que han dado pie al nacimiento de los inversores Robin Hood).

Mentalidad de rebaño

Cómo beneficiarse de dicha mentalidad?

En general cuando vemos ejemplos de mentalidad de manada en los mercados financieros lo más prudente es mantenerse alejado del activo en concreto. Es posible que perdamos una buena inversión pero eso es preferible a perder nuestro dinero.

Si quieres ser un poco más agresivo y estás dispuesto a asumir el riesgo, puedes incluso intentar apostar contra la manada. Al fin y al cabo la manada no está actuando de forma racional por lo que, si el mercado funciona adecuadamente, en algún momento volverá a primar el sentido común y habrá una corrección a la baja.

El problema es que para apostar contra la manada es necesario saber lo que se hace, créer que el mercado va a funcionar como debe (lo cual es mucho asumir, en mi opinión) y acertar con el momento en que se va a producir la correción. Esto último es francamente complicado.

Otra forma, menos arriesgada, consiste en esperar a que el mercado recupere el sentido y, en ese momento, invertir en el activo de que se trate. Es una opción menos arriesgada porque no es necesario adivinar cuándo es el momento adecuado. Esperas a que corrija y entras. Pero aún así deberíamos saber lo que estamos haciendo ya que, si no, es mera especulación.

«Se cauteloso cuando otros sean avariciosos y avaricioso cuando otros sean cautos«. Warren Buffet.