Las empresas vampiro

En este post vamos a analizar a las empresas vampiro, un término acuñado recientemente a raíz de la crisis provocada por el covid.

Concepto: Las empresas vampiro

Ya vimos en un post anterior a las empresas zombies, que eran aquellas empresas que no generaban suficiente beneficios para pagar el coste de su deuda. Estas empresas se mantienen vivas únicamente en la medida en que los bancos estén dispuestos a refinanciarles su deuda.

A raíz de la crisis provocada por el covid, los cierres forzosos de empresas y los rescates financieros para evitar las quiebras correspondientes ha surgido un nuevo tipo de empresa: las empresas vampiros.

Estas empresas tienen un EBITDA (Earning before interest, taxes, depreciation and amortization) negativo lo que quiere decir que no solo no generan ningún tipo de beneficio sino que, para continuar en funcionamiento, queman ingentes cantidades de dinero todos los meses.

En una economía normal, las empresas que tienen un EBITDA negativo están destinadas a la quiebra (con la excepción de algunas start ups).

Sin embargo, en un momento como el actual, estas empresas están aguantando, si bien ¨drenando¨ sangre al sistema financiero.

¿Cómo de grave es el problema?

Un reciente artículo de Bloomberg señala que al menos 47 empresas de las 600 empresas que componen el índice Bloomberg Barclays U.S. Corporate High Yield Bond están en esta situación y únicamente sobreviven porque consiguen endeudarse en los mercados con la esperanza de que, una vez que pase la pandemia, se recuperen relativamente rápido.

Algunas de estas empresas son Delta Airlines, United Airlines o Royal Caribbean.

La situación en Europa tampoco es más halagüeña con empresas como IAG, Lufthansa (que ha sido rescatada) o Pullmantur (filial española de Royal Caribbean al borde de la quiebra).

Y eso sólo considerando a las grandes empresas cotizadas o que emiten deuda. Imaginaros el panorama entre la pequeña y mediana empresa: teatros, cines, restaurantes, hoteles, tiendas, agencias de viajes…

Empresas vampiro

Perspectivas de futuro

Es cierto que muchas de las empresas vampiros operan en sectores muy afectados por la pandemia (turismo, cruceros o espectáculos) y cuya recuperación es posible, aunque incierta.

En el mejor de los casos, una vez concluya la pandemia, estas empresas volverán a ser rentables si bien estarán mucho más apalancadas y, por tanto, durante los próximos ejercicios, tendrán que hacer un esfuerzo para mejorar su situación financiera.

Y en muchos casos algunas empresas vampiro se quedarán sin ¨sangre¨ y quebrarán.

La pregunta es si las quiebras serán tantas que afectarán también a los bancos y, en ese caso, si los bancos necesitarán también rescates. O si esos rescates implicarán alguna crisis de deuda soberana.

Cierto es que ya pasó en 2008, pero también es verdad que ahora estamos mejor preparados (al menos en la UE) y que deberíamos haber aprendido la lección…

¨Apriétate el cinturón, gasta menos y reduce tu deuda¨. Ray Dalio.