DeFi para principiantes

En este post vamos a ver qué es el movimiento DeFi y cuáles son sus principales componentes. En otro post veremos las principales formas de ganar dinero con DeFi.

¿Qué es el DeFi?

DeFI es el acrónimo de Decentralized Finances o Finanzas Descentralizadas, expresión que se utiliza para hacer referencia al movimiento que pretende que las finanzas dejen de estar en manos de unos pocos actores (fundamentalmente los bancos) y que pasen a ser descentralizadas.

De este modo, cualquier persona que tenga acceso a internet podrá abrir una cuenta donde depositar sus ahorros, pedir un préstamo, contratar un seguro o hacer inversiones, sin necesidad de que nadie le dé el visto bueno.

Principales características del movimiento DeFi

La principal característica del DeFi es que, a diferencia de las CeFi (Centralized Finances o Finanzas Centralizadas, lo que existía hasta ahora), las reglas del juego están escritas en los Smart Contracts o contratos inteligentes y no requieren intervención humana. Si cumples con las reglas establecidas, podrás recibir los servicios financieros correspondientes de forma automática y transparente.

Pero además, hay otras características:

Acceso universal

Cualquier persona con acceso a internet puede utilizar los servicios DeFi. Obviamente, en algunas jurisdicciones existe normativa local pero lo cierto es que, si no la cumples, es poco probable que se detecte el incumplimiento.

Por ejemplo, Nigeria acaba de prohibir las criptomonedas. Pero poco podrá hacer el gobierno nigeriano si alguno de sus ciudadanos decide utilizar servicios DeFi y no lo comunica.

Permissionless

Esto es, que no requiere autorización. Cualquier persona puede utilizar DeFi sin necesidad de autorización por parte del gobierno de turno. ¿Una mujer en Arabia Saudí? Puede gestionar dinero. ¿Un traficante de armas? También puede.

Interoperables

Los servicios DeFi se pueden combinar fácilmente unos con otros. La analogía que se utiliza es la de las piezas de Lego, que puedes ir encajando unas sobre otras.

Así, se puede diseñar una stablecoin (ahora las vemos) para hacer pagos y posteriormente construir una plataforma que utilice esa stablecoin para dar préstamos.

DeFi

Veamos los distintos tipos de productos DeFi que existen (ojo, que seguro que saldrán más).

Stablecoins

Las stablecoins o criptomonedas estables persiguen evitar uno de los principales problemas para la adopción de las cripto como medio de pago: su alta volatilidad.

Así, las criptomonedas tienen un precio fijo por referencia a otro activo subyacente. Así, por ejemplo, un Tether (USDT) o una USD Coin (USDC) siempre valen un dólar.

Existen distintos tipos de criptomonedas referencias a distintos activos y que utilizan distintos mecanismos para mantener su precio estable. Las explicamos con más detalle aquí.

Préstamos

Otra posibilidad es la de pedir un préstamo. Actualmente, existen multitud de plataformas que nos permiten pedir criptomonedas prestadas (ya sea para especular con ellas o bien, si necesitas dinero, pidiedo un préstamo en stablecoins que es casi com dinero).

Como funcionan actualmente la mayor parte de las plataformas DeFi de préstamo consiste en que se exige que se deposite una criptomoneda que sirve como garantía y se recibe otra criptomoneda en préstamo. Hoy por hoy no conozco ninguna plataforma que no exija sobrecolateralización (osea, que el valor de la garantía sea mayor que el valor lo prestado) pero llegará.

Como curiosidad, en muchas plataformas se recibe intereses por las criptomonedas que se da en garantía (es decir, que pagarás el interés de lo que te han prestado menos el interés generado por lo que has dejado en garantía, reduciendo el coste).

Si quieres explorar alguna de estas plataformas, puedes ver Aave o Compound aunque hay muchísimas.

Mercados descentralizados (DEX)

Nos referimos ahora al equivalente a un mercado de valores (como la Bolsa de Madrid) o al de un mercado de criptomonedas centralizados (CEX como Binance o Coinbase), es decir, mercados de valores descentralizados.

Estos mercados básicamente permiten operar criptomonedas como si estuvieses comprando acciones en bolsa pero directamente desde tu wallet y sin necesidad de pasar controles (a diferencia de los CEX, que exigen pasar determinados controles).

Muchas de estos DEX permiten también realizar operaciones con apalancamiento (similar a los préstamos que veíamos antes) y proporcionan otra oportunidad de invertir mediante la generación de liquidez o creación de pools.

Básicamente, estos mercados, para operar, necesitan tener muchas criptomonedas depositadas para ir entregando las que corresponda a cada trader. Para ello, aquellas personas que tengan criptomonedas pero no quieran especular, pueden depositarlas en el DEX que crea un pool con todas las criptomonedas despositadas y da a cambio un rendimiento (una parte de las comisiones por operar).

Los DEX con más volumen a fecha del post son Uniswap y Sushiswap (puedes ver el listado actualizado aquí).

Creación de activos sintéticos

En este caso, tenemos un post al respecto en el que puedes encontrar información detallada sobre Synthetix.

No obstante, baste con explicar que esta plataforma permite crear un activo sintético que permite reproducir el comportamiento de cualquier activo: oro, petróleo, índices…

Incluso se puede replicar el comportamiento de activos que normalmente están limitados a inversores cualificados…

Seguros

Otro campo que se está desarrollando es el de los seguros: pagas una prima para asegurar un riesgo y, si se produce un siniestro, te pagan la indemnización que corresponda.

Una de las principales ventajas que tiene este servicio es que, a diferencia de los seguros tradicionales, cuando ocurre un siniestro, no hay que estar peleándose con la aseguradora de turno sino que el código del Smart Contract se ejecuta automáticamente.

Actualmente estos seguros sólo cubren errores de programación o hackeos pero pronto se expandirán a otros campos.

Algunos ejemplos serían Nexus Mutual o CDx.

DeFi

Predicciones o apuestas

Otra posibilidad es la de realizar predicciones o apuestas sin que haya un intermediario (reduciendo por tanto la parte que se lleva el intermediario), pudiendo apostar sobre cuestiones tan variopintas como resultados de deportes, el precio de una acción en una fecha o eventos mundiales. En teoría no sirve sólamene para hacer apuestas sino para medir cuáles son las expectativas del mercado (en función de qué evento sea percibido como más probable por los que apuestan).

El ejemplo más representativo es, probablemente, Augur.

Una variable sería la posibilidad de hacer apuestas sin perder dinero. Así, todos los que apuestan a que va a ocurrir algo depositan sus criptomonedas que son invertidas. El que gana, se lleva los rendimientos de la inversión y, los que no ganan, recuperan su inversión. Nos referimos en concreto a PoolTogether.

Agregadores

Por supuesto, con tanta oferta surgen distintos tipos de agregadores que comparan los mejores rendimientos en cada producto: préstamos más baratos, intereses más bajos, menores comisiones…

Un ejemplo sería Ox que nos permite cambiar criptomonedas con las comisiones más bajas. Otro ejemplo sería Yearn.Fi que directamente invierte en las estrategias que ofrecen mejores rentabilidades entre todas las opciones y en función de unos parámetros que seleccionemos.

Otros productos financieros

Pero esto no es más que el comienzo. Por ejemplo, Melon nos permite diseñar nuestro propio fondo de inversión o Level01  que nos permite beneficiarnos de la inteligencia artificial al utilizar derivados…

El futuro de DeFi

DeFi es un sector extremadamente prometedor que cuenta con una serie de proyectos que van a cambiar la forma de hacer las cosas en el sector financiero. Obviamente, es un sector muy incipiente por lo que es probable que la mayor parte de los proyectos fracasen.

En mi opinión, invertir en DeFi es un poco como invertir en internet en la década de los 90s: extremadamente arriesgado. Pero si aciertas los beneficios pueden ser impresionantes.

¨Hay una oportunidad de reproducir el sector financiero tal y como lo conocemos en el universo blockchain. Ahora mismo estamos escribiendo las reglas de ese universo¨. Patrick M. Byrne, inversor norteamericano.