La teoría monetaria moderna o MMT

En este post vamos a explicar en qué consiste la teoría monetaria moderna (modern monetary theory o MMT por su acrónimo en inglés), una teoría macroeconómica que ha ganado popularidad en la última década.

Concepto

La teoría monetaria moderna (MMT) es una teoría macroeconómica que defiende que, en aquellos casos en los que un gobierno se endeuda en su propia divisa (por ejemplo, Estados Unidos en dólares o el Reino Unido en libras), el déficit público no solo no debe preocuparnos sino que puede ser algo bueno.

Esta es una diferencia sustancial con la teoría clásica que defiende que los gobiernos con déficit llegan a un punto en el que la deuda es muy alta y tienen que elegir entre una de estas tres opciones:

    • apretarse el cinturón para pagar la deuda (reduciendo otros gastos como sanidad pública o defensa);
    • dejar de pagar su deuda (lo que se conoce como default), o
    • imprimir dinero para pagar la deuda lo que, eventualmente, genera inflación.

Puntos claves de la MMT

1.- El déficit como algo que no es necesariamente malo

Pues bien, según la MMT, un país que NO se endeude en su propia divisa (por ejemplo, Argentina al endeudarse en dólares) tendría que elegir entre alguna de las opciones señaladas por la teoría clásica.

Sin embargo, si el gobierno se endeuda en su propia divisa, no es realista que ese gobierno pueda hacer default porque siempre podrá crear dinero de la nada para pagar sus deudas. El riesgo entonces sería crear inflación.

Pero es poco probable que se produzca inflación en la medida en que sigan habiendo recursos económicos que no estén siendo utilizados (por ejemplo, si hay desempleo o fábricas que no estén produciendo a máxima capacidad).

Pero, incluso si se produjese inflación, el gobierno podría intentar controlarla de dos formas: limitando el gasto público o subiendo los impuestos (aunque este punto de los impuestos no es pacífico, ahora lo veremos).

2.- El déficit como algo que puede ser bueno

Pero es que, además, los proponentes de la MMT defienden que el déficit no solamente no es necesariamente malo sino que, puede ser algo bueno.

Primero porque el gobierno puede aumentar el gasto público para hacer que la economía alcance su potencial máximo (que no haya paro), crear un estado de bienestar social (sanidad pública o educación gratuitas) y hacer inversiones que, a largo plazo, generen un aumento de la riqueza del país (tales como educación, infraestructuras o innovación).

Y, segundo, porque el déficit es financiado a través de deuda pública que, si bien es una deuda para el sector público, es un activo para el sector privado.

3.- Bases empíricas sobre las que se sustenta

MMT

Los proponentes de la MMT señalan frecuentemente dos ejemplos para defender la validez de sus teorías.

En cuanto al endeudamiento público, es habitual que se cite a Japón, un país que se endeuda en su propia divisa y cuyo endeudamiento es el más alto del mundo (en torno a un 240% de su PIB) y en el que no se ha producido inflación.

Y el segundo es que los episodios más recientes de inflación en Estados Unidos no fueron provocados por la creación de dinero sino por las crisis del petróleo.

Origen y principales proponentes

La MMT fue desarrollada por el economista norteamericano Warren Mosler en 1990 (cuando los inversores pensaban que Italia podría hace default de su deuda y no lo hizo).

Entre sus principales proponentes actuales está Stephanie Kelton, asesora de Bernie Sanders en 2016 y que lo explica en un vídeo aquí.

Nota: En el vídeo Stephanie indica que los proponentes de la MMT no defienden que se pueda luchar contra la inflación mediante la subida de impuestos, sino que es un error del público.

Impacto en la actualidad

La MMT es parte de la base teórica de los estímulos gigantescos que los gobiernos están llevado a cabo tras el Covid-19 por lo que vamos a experimentar en breve cuál es su impacto en la economía y si la teoría es acertada o no.

Crítica personal

A priori me parece que la idea de que un estado pueda imprimir todo el dinero que necesite sin consecuencias carece de sentido.

Las personas trabajamos por dinero (cambiamos nuestro tiempo por dinero) por lo que si el estado lo puede crear sin limitación alguna… ¿para qué trabajar?

No obstante, todavía estoy estudiando la MMT en detalle (me acabo de comprar el libro de Stephanie Kelton) y no quiero dar mi opinión hasta tener un conocimiento más profundo.

Dicho lo anterior, estoy realizando inversiones defensivas por si acaso.

¨Dice el refrán que el tiempo es dinero. Pero dale la vuelta al refrán y obtienes una gran verdad: el dinero es tiempo¨. George Gissing, escritor británico de finales del siglo XIX.