¿Cuándo aplicar la tecnología blockchain?

Hoy en día por todas partes se están lanzando proyectos basados en la tecnología blockchain pero… ¿tiene sentido que todo sea sustituido por blockchain? Vamos a analizar en este post cuándo tiene sentido aplicar esa tecnología.

Aspectos que se deben cumplir para que tenga sentido la tecnología blockchain

Existen ciertos factores que deben considerarse a la hora de decidir si merece la pena aplicar la tecnología blockchain a un sistema o proyecto. Para ello es necesario responder ciertas preguntas como: ¿Cuántos participantes hay en el sistema? ¿Dónde se encuentran ubicados? ¿Qué tipo de función cumple el sistema?

En general, la tecnología blockchain tendrá sentido cuando se cumplan los siguientes requisitos:

1.- Cuando sea necesario que se comparta información entre los distintos participantes.

2.- Los participantes no confíen los unos en los otros, por ejemplo, porque existen incentivos distintos.

3.- Haya más de un participante que puede alterar la información que se comparte y es necesario que dicha información sea consistente y esté actualizada en todo momento.

4.- También es necesario que se mantenga un registro histórico de todas las operaciones.

5.- Existe un tercero que actúa como intermediario entre todas las partes para generar confianza, tales como notarios, registradores, entidades de compensación, etc.

6.- La información está (o debería estar) protegida contra robo por terceros que no participen del sistema.

7.- Las reglas que rigen el sistema son permanentes o, al menos, no cambian frecuentemente. La tecnología blockchain es determinista ya que persigue que el sistema funcione sólo y siempre arroje los mismos resultados, por lo que no es sencillo cambiar las reglas.

8.- La frecuencia de las transacciones no excede de un cierto número razonable por segundo, de tal forma que el sistema pueda gestionarlas.

Tecnología blockchain

Pensemos por ejemplo en el Registro de la Propiedad que es el responsable de registrar todas las transmisiones y gravámenes que se constituyen sobre bienes inmuebles.

Dicha información debe ser pública, estar actualizada y ser accesible por cualquier persona que tenga un interés legítimo pero puede haber partes con intereses distintos (un vendedor avaricioso que quiera vender a más de un comprador, por ejemplo) por lo que el Registro de la Propiedad proporciona confianza al sistema. Las reglas del juego no cambian frecuentemente y el número de transacciones por segundo no es muy elevado.

Por ello, el Registro de la Propiedad sería susceptible de ser sustituido (u optimizado) mediante la tecnología blockchain.

Casos en los que la tecnología blockchain no encaja

Veamos ahora algunos supuestos en los que, aunque se cumplan los requisitos anteriores, la tecnología blockchain puede no ser la opción adecuada:

1.- Información confidencial

La tecnología blockchain es semi confidencial (en el sentido de que nadie sabe quién es el dueño de una cartera (wallet) salvo que esa persona lo haga público) pero también es transparente porque todos los participantes pueden ver todas las operaciones realizadas por una cartera (aunque se están desarrollando métodos para cambiar esto). Por lo tanto, si la información es confidencial, la tecnología blockchain puede no ser la más adecuada.

Además, la normativa de protección de datos prohíbe que ciertos datos puedan ser compartidos (incluso aunque sean encriptados) salvo en supuestos tasados. Ponerlos en un sistema basado en tecnología blockchain podría vulnerar dicha normativa.

2.- La información es estática o muy pesada

Si el sistema utiliza mucha información que no cambia (información estática) o información muy pesada, la tecnología blockchain puede no ser la adecuada ya que toda la base de datos va a ser almacenada en todos los nodos participantes, creando problemas de capacidad de tratamiento de la información.

3.- Existen alternativas más simples

En algunos casos se puede conseguir la finalidad perseguida con otros sistemas más sencillos tales como un archivo informático estándar, una base de datos centralizada o una base de datos relacional. En tal caso, usar la tecnología blockchain implicaría complicarnos la vida sin necesidad.

Os dejo ahora un infográfico que muestra algunos de los usos de blockchain distintos al de criptomoneda.

Cuando usar la tecnología blockchain

¨Tecnología es una palabra que describe algo que todavía no funciona¨. Douglas Adams, escritor y guionista británico.