Señales de la existencia de una burbuja

Tiempo de lectura: 7'

Si te preocupa que exista una burbuja en un mercado hay una serie de señales cuya existencia pueden constituir una alarma. Este post es un resumen muy concentrado (y personalizado) de un capítulo de un libro delicioso titulado El Hombre que Cambió su Casa por un Tulipán, de Fernando Trías de Bes, cuya lectura recomiendo.

Bueno, pues vamos allá con las señales de burbuja:

1.- Exceso de confianza

Una de las señales de que existe una burbuja es que haya un entorno económico favorable, que se esté creando empleo, que haya crecimiento, beneficios… es decir, una sensación de bienestar. Y tiene sentido que sea así ya que, cuando las cosas van mal, tanto los individuos como las empresas tendemos a ser más conservadores con nuestro dinero, a ahorrar más. Pero si las cosas van bien, nos confiamos.

En este escenario, incluso aunque pensemos que las cosas podrían cambiar a peor, lo habitual es creer que habrá una serie de señales o indicadores que nos avisarán de que la burbuja va a pinchar (lo cual nunca es así, las burbujas, cuando pinchan, lo hacen súbitamente, sin avisos).

Y al confiarnos, nos creemos más fácilmente lo que nos dicen, lo cual nos lleva a la segunda señal de que existe una burbuja.

2.- El engaño y el autoengaño

Siempre habrá determinadas personas avariciosas que estarán dispuestas a engañar con tal de hacer dinero fácil. Pero en épocas de bonanza puede haber además personas que te engañen sin saber que lo están haciendo. Por ejemplo, porque expertos predigan que el precio de un activo va a subir y alguien compre ese activo con base en esa predicción. Y probablemente el engaño no se deba a la mala fe, sino simplemente a que es muy complicado realizar predicciones.

Cuando mucha gente tome decisiones de inversión sobre la base de predicciones de subidas de precio, suele ser señal de una burbuja. Seguro que has oído alguna vez la típica excusa de que ¨nadie podía prever que ocurriera algo así¨.

He mencionado también el autoengaño. En el fondo todos tenemos un cierto sentido de la intuición que nos dice que el precio de un activo no puede estar subiendo constantemente. Pero es complicado aceptarlo, especialmente si todo el mundo alrededor piensa que las cosas van a ir bien. Si tu intuición te dice que hay algo que no encaja, párate a analizarlo.

Señales de una burbuja

3.- Envidia del beneficio ajeno

Otro síntoma de que existe una burbuja es que haya personas invirtiendo en mercados de los que no son expertos porque se gana dinero fácilmente. Ten en cuenta lo difícil que es no querer subirse al carro si ves que todo el mundo está ganando dinero y tú no.

Hay una anécdota muy famosa que ilustra el ejemplo: en 1929, un inversor llamado Joe Kennedy (padre del futuro presidente de los Estados Unidos) decidió vender sus acciones cuando el limpia botas que le atendía, un tal Patrick Bologna, se puso a recomendarle qué acciones que comprar…

Resumiendo: Si en un mercado empiezan a operar los no profesionales porque es muy fácil ganar dinero, malo, malo.

4.- Lógica irracional o de burbuja

Esta señal es complicada de explicar y de identificar, pero es una señal de burbuja muy importante. Básicamente, los inversores creen que el precio de un activo va a seguir subiendo sobre la base de unos razonamientos que no tienen sentido desde el punto de vista económico pero que parecen reales por dos motivos:

(i) porque al principio de la burbuja, la subida inicial del precio si tiene sentido ya que nos encontramos en un entorno económico favorable, en el que hay crecimiento; y

(ii) porque la expectativa de que el precio siga aumentando atrae a otros inversores que, a su vez aumentan el precio, como si fuese una profecía que se auto cumple.

Para poder detectar que existe una lógica irracional la educación es fundamental, es necesario conocer el mercado. Pero te voy a dar una pista: si una inversión es demasiado buena para ser cierta, probablemente no es una buena inversión.

5.- Confusión entre valor y precio

Entramos ahora en una zona un poco más teórica, pero intentaré que se entienda fácil. El precio es lo que un comprador paga a un vendedor (es algo objetivo), mientras que el valor el algo subjetivo, que depende de cada uno y de sus circunstancias. Voy a poner un ejemplo para que lo entendáis fácilmente.

Hace unos años, un amigo y yo hicimos un viaje por Colombia y fuimos al parque del Tayrona (sí, sí, el de Shakira) e hicimos la excursión a Pueblito (un asentamiento prehispánico), excursión que era en teoría fácil. Compramos una botellita de agua cada uno, empezamos a subir y resulta que no es tan fácil. De vez en cuando hay que trepar un poco, cogiendo impulso. En una de estas, la botella de agua de mi amigo sale volando y cae a una zona inaccesible. Poco más adelante, vemos una serpiente cruzando el camino. A lo mejor deberíamos haber contratado un guía. Seguimos trepando. Un calor horroroso. Empezamos a oír unos aullidos amenazantes (luego resultó que eran monos aulladores). Luego aparecen un par de perros y se ponen a ladrarnos en plan poco amigable…  😥

Bueno pues llegamos al Pueblito y había un par de niños vendiendo refrescos. Nos cobraron 2 dólares por una Coca Cola a cada uno. Ese fue el precio. Yo habría pagado 10 dólares o más por la mía sin dudarlo después del calor y el mal rato que había pasado. Ese es el valor.

Pues cuando hay una burbuja, una de las señales es que el precio aumenta muy rápido, alejándose del valor.

Pero… ¿no hemos dicho que el valor es subjetivo? Pues sí, pero una buena aproximación del valor es calcular el precio como si se tratase de una inversión productiva ya que el valor de un activo debe tener una cierta relación con cuál va a ser su uso, lo que va a producir.

Y es precisamente por eso que si compras una casa para alquilarla y que la renta pague la hipoteca, las expectativas futuras del precio de la casa no influirán en tus cálculos (o no tanto). Mientras que si la compras para revender, estás apostando a que el precio sube.

Sé que esta señal es complicada de entender pero espero que al menos ahora tengas un entendimiento intuitivo.    

Señales de burbuja

6.- Imposibilidad de reconocer que no se sabe

Otra señal de que existe una burbuja es cuando los precios suben y, aunque no se sepa por qué suben, la gente sigue comprando. Existe el miedo a decir que no sabemos porqué sube el precio, pero también existe el miedo a perder la ola y quedarte atrás, así que la gente invierte a pesar de todo. En la burbuja de las puntocom los inversores compraban acciones de empresas que no se sabía cómo iban a ganar dinero, pero todo el mundo creía que ganarían dinero así que… ¡qué importaba!

7.- Asunción excesiva de riesgos

Llega un momento en que para poder seguir invirtiendo en un mercado en el que hay una burbuja, los inversores tienen que asumir una serie de riesgos que no invertirían para asumir en otros tipos de activos. Esta burbuja tiene mucho que ver con el apalancamiento, el uso de endeudamiento.

Por ejemplo, comprar una casa y que el banco te financie el 100% del precio de compra y de los gastos con una hipoteca a 40 años es señal de burbuja. Y que le financie eso mismo a todo el que se quiera comprar una casa ya ni te digo. Seguramente te parecería una locura hacerlo con otros activos como acciones o negocios.  Mala señal.

Un apunte: Recordad que yo utilizo el endeudamiento y que intento maximizarlo y que sea al mayor plazo posible para beneficiarme de la inflación. Pero yo no compro para vender al mes siguiente, sino que hago inversiones productivas, compro para alquilar. Por supuesto, invertir implica riesgos y en ocasiones he perdido dinero pero de lo que se trata es de minimizar esos riesgos. Si los riesgos habituales en el mercado son excesivos, cuidado, que puede haber una burbuja.

8.- Creencia en la demanda infinita

Una burbuja se parece mucho a una estructura piramidal o esquema ponzi: los inversores compran a un precio ridículo porque creen que, después de ellos, vendrán más inversores que también van a comprar a un precio un poco más ridículo. Sin embargo, va a llegar el momento en el que nadie más va a querer comprar y la demanda desaparecerá.

Nota: Fernando Trías de Bes enumera otras dos señales que no he incluido. Una es la gula de dinero (que él combina con la envidia que sí he enumerado). La otra es la tardanza en asumir la pérdida que yo no he incluido porque creo que eso no es señal de que hay una burbuja, sino un síntoma de que la burbuja ha pinchado. En cualquier caso, de verdad, leed el libro si podéis. Os dejo aquí un link de afiliado por si lo quieres comprar y, a la vez, invitarme a un cafelito.

Y si os ha gustado este post y creéis que puede servir de ayuda a alguien que conozcáis, por favor, compartidlo en alguna red social. ¡Mil gracias!

¨El miedo y la euforia son las fuerzas dominantes en el mercado, pero el miedo es mucho más poderoso que la euforia. Las burbujas crecen lentamente mientras se genera euforia. Pero luego llega el miedo y la burbuja se desploma rápidamente¨. Alan Greenspan.