¿Qué es un activo? La definición de Kiyosaki

Tiempo de lectura: 2'

En este post vamos a ver la diferencia entre la definición contable de un ¨activo¨ y la definición que hace Robert Kiyosaki de un ¨activo¨. Esta diferencia es uno de los motivos por los que Kiyosaki es criticado a menudo.

Definición estándar de un activo

La definición contable de un activo sería algo así como los bienes y recursos propiedad de una empresa (o de una persona) de los que es probable que obtenga rendimientos.

En esta definición entraría cualquier cosa que sea susceptible de generar un ingreso ya sea: (i) mediante su venta (una casa, un coche o acciones), o (ii) por la mera tenencia (por ejemplo, una casa alquilada o acciones que den dividendos).

Definición de un activo de Kiyosaki

Robert le da una vuelta de tuerca a la definición contable de activo y dice que un activo es aquel bien de tu propiedad que te genere flujo de caja mientras que, si un bien de tu propiedad no te genera dinero, sino que te cuesta mantenerlo, entonces no sería un activo.

Es decir, para Kiyosaki, una casa en la que vivas o que tengas vacía y solo uses en vacaciones, no sería un activo, sino un pasivo.

Definición de activo Kiyosaki

Ojito con la definición de activo de Kiyosaki

En mi opinión, la definición de Kiyosaki no es rigurosa. Primero porque una cosa será un activo dependiendo de lo que hagas con ella (si tienes una casa vacía es un pasivo, pero si la alquilas es un activo).

Además, aunque te cueste dinero mantener un activo, eso no implica que no puedas ganar dinero si lo vendes. Por ejemplo, podrías comprar una acción por 100 euros, pagar una comisión de mantenimiento de 2 euros y venderla por 110 euros, con lo que habrías ganado 8 euritos.

Tampoco podemos olvidar que ese activo lo podrías usar como garantía para conseguir crédito (por ejemplo, hipotecar tu casa) por lo que son más solventes las personas que tienen activos (aunque les cueste dinero mantenerlos) que las que no.

Cuestión distinta es que, si tu objetivo es alcanzar la libertad financiera, es más inteligente poner el énfasis en el flujo de caja que en los meros activos.

Así, si quieres jubilarte, tener una casa alquilada por más de lo que te cuesta, te ayudará a conseguir tu objetivo. Mientras que tener un apartamento que solo usas un mes al año, te obligará a seguir trabajando para pagar los gastos de mantenimiento.

Este punto es de una sencillez extrema, pero brillante. Y, aunque Kiyosaki no sea riguroso desde un punto de vista conceptual, hay que reconocerle el mérito.  😉

Un último apunte: la casa en la que vives

Robert señala además que, si compras la casa en la que vives, tu casa no es un activo, sino un pasivo, porque tendrás que pagar hipoteca, comunidad, impuestos…. Personalmente, no estoy de acuerdo. Me explico.

Los seres humanos necesitamos un sitio donde vivir. Si comprando una casa eres capaz de conseguir que todos los costes (hipoteca, impuestos, etc.) sean menores o iguales que lo que pagarías por alquilar una casa más o menos similar, entonces tu casa es un activo ya que te estás ahorrando dinero con respecto a lo que gastarías si alquilases (y encimas compras un activo).

Si comprando pagas más de lo que te costaría alquilar, entonces financieramente podría tener sentido alquilar, y destinar el dinero extra que te ahorres a invertir. Pero para eso, tendrías que saber invertir. No entraremos más por ahora, pero esto es lo que se conoce como el ¨coste de oportunidad¨. ¡Lo veremos más adelante!

¨Nuestros cerebros son o nuestro mejor activo o nuestro peor pasivo¨. Robert Kiyosaki.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.