Monero: la criptomoneda confidencial

Tiempo de lectura: 3'

En el post de hoy os presentamos a Monero, una criptomoneda totalmente privada y confidencial, en la que nadie puede ver tus transacciones.

Conceptos previos

Como explicamos en el post de Bitcoin para tener criptomonedas necesitamos depositarlas en billeteras (wallets). Cuando te abres una billetera, recibes una clave pública (public key) y una clave privada (private key). La primera es la que le das a otras personas para que te realicen pagos y la segunda es la que usas para dar órdenes de pago.

Las transacciones que se han hecho desde un monedero son públicas por lo que, si sabes la clave pública de una persona, puedes ver las transacciones que has hecho.

Monero: Confidencialidad absoluta

Para conseguir una confidencialidad total, en abril de 2014 nace Monero (que significa ¨moneda¨ en esperanto) incorporando nuevas tecnologías. Veamos como funcionan.

Monero: la criptomoneda confidencial

Más claves y una dirección

Cuando te abres una cuenta en Monero recibes cuatro claves. Dos claves de visión (view keys) y dos claves de gasto (spend keys), que a su vez se dividen en públicas (public) y privadas (private).

La clave pública de visión (public view key) se utiliza para las direcciones secretas (stealth address) mientras que la clave privada de visión (private view key) se utiliza para identificar las transacciones de las que eres destinatario.

Las clave pública de gasto (public spend key) se utiliza para participar en el anillo de firmas (ring signature) y para generar la clave de imagen (image key). La clave privada de gasto (private spend key) se utiliza para realizar transacciones.

Además, la clave pública de visión y la clave pública de gasto sirven para generar tu dirección (address).

Tranquilo, que ahora lo explicamos todo.  😥

Anillo de firmas (ring signatures)
Monero: la criptomoneda confidencial

En Monero, en vez de tener una clave pública que sólo te corresponde a ti, tienes un anillo de firmas, esto es, una firma que corresponde a un grupo de usuarios siendo imposible determinar qué usuario dentro del grupo es el que ha usado la firma. Para esto lo único que tienes que hacer es dar la orden con tu clave privada de gasto (private spend key) y el sistema mezcla tus operaciones con otras.

Como se mezclan las transacciones, podrían surgir problemas de doble gasto. Para evitarlo, cada transacción de Monero genera una clave de imagen (image key) única para cada transacción. Los mineros (miners) del sistema comprueban esta clave de imagen para cerciorarse de que no se está realizando un gasto doble.

Dirección secreta (stealth address)

La dirección secreta es básicamente un mecanismo en virtud del cual, cada vez que se tiene que realizar un pago, la persona que va a hacer el pago genera una dirección aleatoria (stealth address) combinando la clave pública de visión (public view key) del receptor del pago y la clave pública de gasto (public spend key) del emisor. Esta dirección es la que es se usará como destino. El que va a recibir el pago lo recupera utilizando su clave privada de pagos (spend private key).

Transacciones confidenciales en anillo (ring confidential transactions)

Por si esto no fuera suficiente, desde enero de 2017 se utiliza el sistema ring confidential transactions en virtud del cuál sólo se transmite al sistema (para que lo validen los mineros) la información mínima para validar la transacción, que no incluye la cantidad.

Monero: la criptomoneda digital

Otros aspectos interesantes

Existen otros aspectos interesantes que podríamos comentar pero me voy a limitar a dos temas más que son relevantes desde el punto de vista financiero.

En cuanto al número de Moneros que van a existir, está previsto que existan un total de 18,4 millones de Moneros, creándose por minado hasta el 31 de mayo de 2022. A partir de esa fecha, se emitirán 0,3 Moneros por minuto para mantener el incentivo de que los mineros participen en el sistema y generar una ligera inflación.

Además, los Moneros son fungibles. En la mayor parte de criptomonedas cada vez que se hace una transacción, el que recibe el pago recibe la misma criptomoneda que ha pagado el que hace el pago. Es posible seguir toda las transacciones en las que ha participado esa criptomoneda en cuestión. En Monero no es posible porque todos los Moneros se mezclan en cada transacción al combinarlas con el anillo de firmas.

Si queréis saber más sobre Monero os dejo dos enlaces en inglés: un artículo de blockgeeks y otro de coinsutra.

¨La humanidad está adquiriendo todas las tecnologías correctas por todas las razones equivocadas¨. R. Buckminster Fuller.