Métodos para repagar la deuda

Tiempo de lectura: 2'

En este post vamos a explorar brevemente los principales métodos que existen a la hora de repagar la deuda mala.

Ya vimos en el post Cómo mejorar tu situación financiera en 5 pasos que, en primer lugar, es necesario hacer un listado de toda nuestra deuda mala, identificando tanto la cantidad adeudada como el tipo de interés que pagamos.

A continuación vamos a ahorrar todo lo que podamos y destinar esos ahorros a repagar la deuda mala, hasta librarnos totalmente de ella. Para ello podemos seguir cualquiera de los siguientes métodos:

Deuda mala

1.- Método lógico o tradicional

Este método consiste en comenzar repagando la deuda que tenga un tipo de interés más alto, para pasar luego a la que tenga el segundo tipo de interés más elevado y así sucesivamente.

Este método es el más eficiente desde un punto de vista financiero (y el que yo recomiendo) porque, al repagar primero las deudas con mayores intereses, reducimos en la mayor medida posible nuestros gastos.

Lo malo de este método es que podemos desmotivarnos si el importe de la primera deuda es muy alto. Y para eso, surge el siguiente método…

2.- Método bola de nieve

Este método, popularizado por Dave Ramsay, consiste en ignorar totalmente el tipo de interés y comenzar repagando la deuda más pequeña. De este modo, conseguiremos ver resultados rápidamente, lo que nos mantendrá motivados.

Una vez repagada la más pequeña, destinamos lo que pagábamos a reducir la segunda más pequeña y seguimos así hasta librarnos de todas las deudas malas.

3.- Método Tsunami

Este método consiste en repagar primero la deuda que te produzca más ansiedad. De este modo, cada vez que vayamos repagando, no sólo mejoraremos nuestra situación financiera, sino que también incrementaremos nuestro bienestar psicológico.

Una vez repagada la deuda que más nos preocupa, pasamos a la siguiente y seguimos así hasta acabar con todas.

¿Y las comisiones por amortización anticipada?

Algunas deudas establecen la obligación de pagar comisiones por amortización anticipada. En esos casos, el principio que debemos seguir es el mismo (pagarla cuanto antes) pero hay que intentar hacerlo minimizando el importe de la comisión.

Por ejemplo, si tienes un préstamo que te cobra comisiones y otro que no, quizás sea mejor empezar a repagar el préstamo que no tiene comisiones primero y dejar el que tiene comisiones para el final, cuando ya tengas más flujo de caja disponible y cuando es probable que la comisión sea menor (ya que se calcula como un porcentaje sobe la cantidad repagada) .

¿Y qué tal reunificar tu deuda?

La reunificación de la deuda (conocida como reunificación de créditos) consiste básicamente en coger todas tus deudas, juntarlas y convertirlas en una financiación a largo plazo. Al incrementar el plazo, tus pagos mensuales serán menores pero el total que pagues al final será mayor.

Desde el punto de vista financiero no suele ser una decisión acertada y, a priori, es desaconsejable. No obstante, si estás en una situación en la que no llegas a fin de mes y no tienes gastos que reducir, puede ser tú única opción. En tal caso, asegúrate de que entiendes bien lo que estás haciendo y, en cuanto sea posible, ponte repagar esa deuda reunificada.

Conclusión

Utiliza el método que más te guste pero, por favor, quítate de en medio la deuda mala y no vuelvas a endeudarte con deuda mala nunca más. ¡Solo deuda buena!

¨La deuda representa una obligación para una persona, pero es un activo para otra¨. Paul Krugman.

2 respuestas a «Métodos para repagar la deuda»

  1. Hola,

    Me ha parecido un resumen muy bien sintetizado.

    Lo mencionas todo, lo explicas muy por encima pero se entiende a la perfección y además añades el tema de las amortizaciones y la reunificación.
    ¡¿Qué más se puede pedir?! 😉

    Con tu permiso comparto este contenido tan útil.

    Gracias y un abrazo!

    Alexis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.