Métodos de ahorro

Tiempo de lectura: 4'

En este post vamos a ver los distintos métodos de ahorro que se han popularizado y os contaré también el método de ahorro que uso yo.

El método de ahorro tradicional: ahorrar lo que no gasto

Éste es probablemente el método más habitual y consiste simplemente en ahorrar lo que no hemos gastado a fin de mes. Este método implica que no tienes un objetivo de ahorro concreto y que podrías controlar tus finanzas mucho mejor.

En mi experiencia, solo funciona cuando tienes un nivel de ingresos muy alto con lo que, aunque gastes muchos, algo ahorras.

La hucha

El método de ahorro más gráfico, consiste en ir ahorrando las monedas que te vayan sobrando. Parece una tontería pero seguro que si lo sigues te sorprenderás de lo que ahorrarás a lo largo de un mes.

Además, es el mejor método para enseñar a los niños la importancia del ahorro.

El método Kakebo

Este método se ha hecho popular en España en los últimos años. Su nombre viene del japonés y significa libro de cuentas doméstico. Consiste en llevar un libro de cuentas en el que vas anotando todos y cada uno de tus gastos por categorías, lo cual te ayuda a identificar por dónde se te escapa el dinero.

Aunque la idea puede parecer buena lo cierto es que estar todo el día apuntando tus gastos es un auténtico horror y es muy complicado tener la disciplina necesaria (¡aunque seas japonés!).

Ahorro

El método del ahorro escalonado

Este método consiste en fijarte un objetivo de ahorro al día o a la semana que se va incrementando de forma escalonada.

Por ejemplo, si lo haces día a día durante un mes, el primer día tienes que ahorrar 1 euro, el segundo, 2 euros, el tercero 3 euros y así hasta que el día treinta ahorras 30 euros. Al final del mes habrías ahorrado 465 euros.

Si lo haces semana a semana, al llegar a la semana 52 (un año) habrías ahorrado 1.378 euros.

Este método es complicadísimo de seguir porque te exige ahorrar 30 euros el último día del mes, justo cuando menos dinero tienes (habiendo ahorrado 29 euros el día anterior, 28 euros dos días antes…). En mi opinión es un método que te causa una presión innecesaria.

El método de Harv Eker

Este es un método popularizado por el autor norteamericano Harv Eker  (como su propio nombre indica) que consiste en dividir tu dinero en seis partes: (i) 55% para necesidades básicas; (ii) 10% para ahorro; (iii) 10% educación y formación; (iv) 10% inversiones a largo plazo o gastos significativos; (v) 10% para caprichos y (vi) 5% para regalos y caridad.

En mi opinión este método es una locura. Bastante tenemos ya con llegar a fin de mes y ahorrar como para encima ponerte a fijar sub-límites. Dicho lo cual, al que le guste, que lo pruebe.

El método de ahorro automático

Este método consiste en coger una determinada cantidad de tus ingresos (normalmente el 10-15%) y ponerlo en una cuenta aparte. Se puede automatizar, por ejemplo, dando una orden al banco de que cada mes te haga una transferencia desde tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorro.

Este es probablemente el mejor método para aquellas personas que carecen de tiempo o voluntad para ser diligentes con su dinero ya que ahorras ¨en modo automático¨. Además, si gastases de más tendrías que tirar del saldo de tu cuenta de ahorro y sería una señal de que hay algo que anda mal.

El método de ahorro auto-disciplinado

Este es el método que utilizo yo. Pero requiere tener un alto nivel de disciplina y dedicarle una buena cantidad de tiempo a la gestión de tu dinero. Consiste básicamente en lo siguiente:

(a) a principios de año me fijo mi objetivo de ahorro anual y calculo cuánto voy a necesitar ahorrar cada mes para cumplir mi objetivo;

(b) cada mes ahorro todo lo que puedo de forma que hay meses que ahorro más y meses que no llego a la cantidad mensual que me había fijado (por ejemplo, enero suele ser muy mal mes para ahorrar). Es justamente por esto que necesitas tener un alto nivel de disciplina con este método, porque si te dejas llevar, ningún mes llegarás a tu objetivo; y

(c) cuando llego a mi objetivo anual, ya me relajo y paso a ahorrar lo que no gasto, ¡que la vida son dos días!

Ahorro

Conclusión

En mi opinión, el método de ahorro automático es probablemente el método más eficaz para ahorrar y la hucha el mejor método para enseñar a los niños. Otros métodos de ahorro te ponen bajo un estrés innecesario fijándote sub-límites artificiales, obligándote a ahorrar una cierta cantidad en un determinado plazo o exigiendo un alto nivel de disciplina para anotar todos los gastos.

No obstante, lo que sí es importante para alcanzar la libertad financiera es que tengas algún método de ahorro, el que te guste y te funcione a ti. No lo dejes al azar.

Y recuerda que alcanzar la libertad financiera ahorrando es casi imposible. Tendrás que dedicar parte de tus ahorros a invertir.

¨No ahorres lo que te queda después de gastar. Gasta lo que te queda después de ahorrar¨. Warren Buffet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.