Priorizar gastos con la matriz de Eisenhower

Tiempo de lectura: 3'

La matriz de Eisenhower es una herramienta utilizada para gestionar el tiempo y priorizar tareas. En el post de esta semana vamos a ver cómo se puede utilizar esta herramienta para priorizar nuestros gastos.

La matriz de Eisenhower

Las tareas que tenemos que hacer a lo largo de nuestra vida pueden organizarse en función de dos preguntas: ¿es urgente o no? y ¿es importante o no?

En función de la respuesta a estas dos preguntas, podemos trazar una matriz dividida en cuatro cuadrantes simplemente dibujando dos líneas, una horizontal y otra vertical, que creen cuatro cuadros, uno superior izquierdo, uno superior derecho, uno inferior izquierdo y inferior derecho.

En la esquina superior izquierda, pondríamos las tareas que son urgentes e importantes. Son las cosas de mayor prioridad.

La esquina superior derecha, pondríamos las cosas que son importantes, pero que no son urgentes. Son tareas que deberían hacerse, pero no que no requieren acción inmediata.

Pasamos ahora a los cuadrantes inferiores. En la esquina inferior izquierda incluimos las tareas que son urgentes pero no son importantes. Requieren atención inmediata pero no nos ayudan a conseguir nuestros objetivos.

Finalmente, en la esquina inferior derecha incluímos cosas que podríamos hacer pero que no son importantes ni urgentes.

Matriz de Eisenhower

Esta herramienta es muy útil para decidir qué hay que hacer y en qué orden. La clave para conseguir nuestros objetivos es centrarnos en la parte superior de la matriz.

Una vez que hemos realizado las tareas importantes y urgentes, sería más producente dedicarnos a las tareas importantes y no urgentes, en vez de dejarnos atrapar por esas cosas que son urgentes pero en el fondo no son importantes (aunque esto no es siempre fácil).

La matriz de Eisenhower aplicada a los gastos

Podemos usar la matriz de Eisenhower para clasificar nuestros gastos y descubrir qué gastos podemos reducir.

Para ello, lo que tenemos que hacer es coger todos los gastos del mes y clasificarlos en uno de los cuatro cuadrantes. En relación con cada gasto, pregúntate si podrías haber esperado para realizar ese gasto o no y también si ese gasto era algo que realmente necesitabas.

En función de la respuesta, incluye el gasto en el cuadrante que corresponda.

Por ejemplo, el pago del alquiler o la hipoteca, pagar el agua, la luz o el internet son gastos importantes (las consecuencias de no pagar son terribles) y urgentes (ante un retraso nos pueden cortar la luz o echar de nuestra casa).

Lo que me gasto en el gimnasio y en el fisioterapeuta son gastos importantes para mí (me ayudan en el objetivo de estar en forma y de no tener dolor en la espalda o las rodillas) pero no son urgentes ya que podría estar un mes sin ellos o hacer ejercicio en casa.

Los gastos relacionados con las cosas que compré porque estaban de oferta o en rebajas son urgentes (porque si no los compraba, pasaba la promoción) pero no eran importantes porque en el fondo eran cosas que no necesitaba.

Y el resto de  gastos como restaurante, cafés o caprichos son gastos que no eran ni importantes ni urgentes.

Si tuviese que reducir gastos (porque no llego a fin de mes o quiero ahorrar más), los gastos que debería eliminar o reducir serían los de la parte inferior de la matriz (urgentes pero no importantes o no urgentes y no importantes). Los gastos importantes no debería eliminarlos (aunque si podría reducirlos, por ejemplo, cambiándome a un gimnasio más barato).

No obstante, recuerda que eliminar totalmente los gastos que nos hacen feliz puede ser contraproducente. Más detalles sobre cómo reducir gastos en este post.

Conclusión

La matriz de Eisenhower puede ser una herramienta muy útil a la hora de clasificar no solo las tareas que deberíamos priorizar sino también los gastos que podemos eliminar y los que no. Y además es muy sencilla de utilizar. ¡Úsala!

¨Lo que es urgente raramente es importante, y lo que es importante raramente es urgente¨. Dwight Eisenhower, general y presidente norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.