La carrera de la rata

Tiempo de lectura: 2'

Con la expresión la carrera de la rata Robert Kiyosaki, en su libro “Padre Rico, Padre Pobre”, hace referencia a un patrón de comportamiento, una forma de vida muy habitual. De hecho, es la forma de vida que la sociedad nos presenta como deseable, si bien implica que las personas tengan que trabajar toda su vida para conseguir dinero.

Básicamente, esta carrera de la rata, tendría las siguientes etapas:

1. Primero, cuando somos niños, nuestra misión es ir al colegio para sacar buenas notas. Recuerda la presión que tenías de niño para aprobar las matemáticas…

2. Luego en la universidad, nuestro objetivo es prepararnos para el mercado laboral por lo que tenemos que escoger una carrera que, aunque quizás no sea nuestra preferida, nos proporcione buenas oportunidades laborales. Yo quería estudiar historia pero acabé estudiando derecho y empresariales.

3. Cuando acabamos la universidad tenemos que conseguir un buen empleo. Que te paguen bien aunque trabajes como un esclavo. Eres joven, es el momento.

4. Cuando ya tenemos un buen empleo, tenemos que comprarnos un coche y una casa. Y si es posible, que sean lujosos, para que todo el mundo sepa lo que vales.

5. Y casarnos claro. Es llegar a los treinta y pico y empiezan a preguntarte cuándo te casas.

6. Luego tenemos que tener hijos que para eso nos hemos casado. Y habrá que comprar un coche y una casa más grande para que estén cómodos. Si hace falta trabajar más, hazlo, que es por ellos.

7. Después hay que pagar el colegio y la universidad de nuestros hijos. Y darle todo lo que les haga falta. Y buenas vacaciones, no sea que los vecinos se crean que son más que nosotros. Además, así disfrutas mientras estás con ellos, total, para lo poco que los puedes ver entre tu trabajo y sus estudios…

8. Y finalmente, si tienes suerte y consigues que tus hijos se coloquen, podrás retirarte, vivir de tu pensión y de tus ahorros (¡si los tuvieses!) y llevar una vida sencilla, con poco gasto, no sea que el gobierno corte las pensiones.

Carrera de la rata


Para Robert Kiyosaki este tipo de vida, que es la vida de un empleado o de un profesional autónomo, es parecida a la vida que lleva un hámster que está en una jaula y que tiene una de esas ruedas para correr (y de ahí el nombre de la carrera de la rata). Es una vida cómoda y segura pero tienes que trabajar duro, muy duro. Y, al final, estás en el mismo sitio donde empezaste.

Y por favor, no os toméis a mal mis comentarios ya que no persiguen atacar a nadie sino daros una nueva perspectiva. Hay muchísimas personas que serán muy felices y que harán muchas cosas buenas por los demás siguiendo esa carrera de la rata.

No obstante, esa no es la forma de vida que promovemos en este blog. Algunos de nosotros pensamos que la vida es mucho más que tener un trabajo en el que nos aburrimos, con un jefe que nos dice a qué hora tenemos que llegar, qué hacer, a qué hora irnos a casa o cuándo coger las vacaciones. Nosotros queremos mucho más de la vida, porque creemos que esta vida es maravillosa y hay que exprimirla al máximo y para cumplir nuestros sueños queremos ser financieramente independientes. Y pasar todo el tiempo que podamos con nuestros hijos. Y trabajar duro, pero en nuestros sueños, no en los de otros. Y ayudar a todas las personas que podamos por el camino…

Si la vida es el regalo que nos ha hecho Dios, la forma en la que vivimos nuestra vida es el regalo que nosotros le hacemos a Dios”. Les Brown.