¿Invertir en oro o en bitcoin?

Tiempo de lectura: 5'

Frecuentemente me preguntan si es mejor invertir en oro o en Bitcoin. La confusión  es comprensible porque, a medida que el Bitcoin ha ido ganando en popularidad, algunos inversores han comenzado a referirse al mismo como el oro digital o incluso como el oro 2.0 (siendo el ejemplo más conocido el de los gemelos Winklevoss).

Algunas similitudes

Y es que entre el oro y el Bitcoin existen ciertas similitudes ya que:

(a) en los sistemas monetarios basados en el patrón oro, los estados tenían que mantener una relación entre sus reservas de oro y el dinero en circulación, lo que prevenía una expansión excesiva de la base monetaria; y

(b) debido a que el número máximo de Bitcoins esta ya fijado de antemano (se alcanzarán los 21 millones en torno al año 2140), el Bitcoin no es susceptible de manipulación por ningún tipo de gobierno o banco central.

Aunque el oro ha perdido hoy su papel central en los sistemas monetarios, mantiene aún su papel como inversión defensiva. Y, debido a las similitudes del Bitcoin con el oro, el Bitcoin ha ido adquiriendo esa naturaleza de inversión alternativa o defensiva frente a los abusos de los bancos centrales.

Pero hay más diferencias que similitudes

Existen ciertas diferencias entre el oro y en Bitcoin que es necesario tener en cuenta.

1.- Usos adicionales al de inversión

El oro, además de poder ser adquirido como inversión (en torno al 40% de la demanda), tiene usos adicionales en joyería (que representa casi el 50% de la demanda) o  en componentes electrónicos, compuestos químicos e implantes dentales (que representa el 10%).

Bitcoin sirve únicamente como medio de pago descentralizado y no susceptible de manipulación (no confundir Bitcoin con la tecnología subyacente, la Blockchain, que sí que es susceptible de usos adicionales).

2.- Valor psicológico

Además, el oro tiene un marcado valor psicológico ya que ha sido utilizado desde hace miles de años, adquiriendo un componente emocional y cultural. Así, por ejemplo, en las bodas en la India, la dote está compuesta por piezas de oro. O en la cultura cristiana, en las que las alianzas de boda son de oro.

Está por ver todavía si el Bitcoin ha adquirido ya ese valor psicológico.

Invertir en oro o en bitcoin

3.- Sencillez de entendimiento

Cualquier persona entiende fácilmente que el oro es un metal precioso que se extrae de las minas y que se puede intercambiar con terceros.

Sin embargo, resulta mucho más complicado entender el procedimiento de ¨minado¨ de Bitcoin en virtud del cual los ¨mineros¨ reciben nuevos Bitcoins por contribuir al mantenimiento y creación de nuevos bloques o el uso del Bitcoin mediante una billetera o wallet, una clave pública y una clave privada.

4.- Riesgo tecnológico

El principal riesgo del oro físico es el almacenamiento del mismo.

El Bitcoin está basado en una serie de tecnologías que implican una serie de riesgos tecnológicos, habiendo casos de personas que no pueden acceder a su wallet porque han perdido la clave privada (le ha pasado a un amigo que compró 200 Bitcoins hace varios años…) o de robos de Bitcoins en vivo.

Cierto es que el riesgo tecnológico irá disminuyendo a medida que la tecnología vaya madurando y que se ha avanzado mucho en este sentido.

5.- Papel de seguro del oro

El oro físico puede funcionar como una especie de seguro en circunstancias excepcionales tales como un corralito financiero, una guerra o un desastre natural en las que, si te quedases sin efectivo, podrías vender tu oro o incluso intercambiarlo por otros productos.

Aunque la red de Bitcoin a priori no se vería afectada por eventos de ese tipo, podrías ser incapaz de usar tus bitcoins al no funcionar los sistemas de pago bancarios o por no tener acceso a internet si falla la electricidad (como pasó en Puerto Rico durante el huracán María).

6.- Volatilidad

Otra diferencia derivada de la incertidumbre que rodea al Bitcoin es la alta volatilidad de su precio. Un estudio de Citi Private Bank referido en la revista Fortune  legó a la conclusión de que la correlación entre el S&P500 y el bitcoin era inexistente y que la relación entre el Bitcoin y el oro era de tan solo un 0,054.

Además, el precio de Bitcoin depende en gran medida de su aceptación por lo que es muy sensible a cambios regulatorios como los que tuvieron lugar en China en septiembre de 2017.

El oro, por contra, tiene una volatilidad muy inferior al Bitcoin y una correlación negativa con la bolsa (lo que lo convierte en una inversión atractiva en épocas de caídas bursátiles).

Invertir en oro o en bitcoin

7.- Escasez

Este aspecto de la escasez lo hemos referido brevemente al comienzo del post como la similitud que hay entre el oro y el Bitcoin, pero es importante señalar que no es exactamente el mismo tipo de escasez.

La escasez del oro es una escasez relativa. Se estima que a lo largo de la historia se han minado aproximadamente unas 187.200 toneladas de oro y que la producción actual es de en torno a 3.500 toneladas anuales. Hay poco oro, pero se puede producir más (por supuesto, es un proceso que llevaría años, pero es posible).

Por contra, el Bitcoin es un activo digital con una escasez absoluta: podrá haber como máximo 21 millones de Bitcoin y no pueden haber más salvo que se cambie el código por consenso. Esto, a priori, hace que el Bitcoin pueda subir de precio mucho más rápido que el oro (pero también implica que si el Bitcoin fuese adoptado como divisa universal sería deflacionaria…).

¿invierto en oro o en Bitcoin?

En mi opinión, la decisión sobre invertir en oro o en Bitcoin debe responder al tipo de inversión que quieras realizar ya que son tipos de activos diferentes, pudiendo tener ambos cabida en la cartera de un inversor.

El oro es una inversión defensiva y conservadora, y el Bitcoin (y las restantes criptomonedas) una inversión especulativa. No obstante, es cierto que  el Bitcoin se comportó como un activo refugio cuando Estados Unidos asesinó al general iraní Qasem Soleimani.

En mi opinión, la alta volatilidad del Bitcoin permite obtener unas ganancias superiores, pero también puede ocasionar pérdidas muy importantes.

En cualquier caso, recuerda que antes de invertir, es de máxima importancia informarse y educarse adecuadamente.

¨Nosotros, los españoles, sufrimos de una enfermedad que sólo el oro puede curar¨. Hernán Cortés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.