Invertir en coches clásicos

Tiempo de lectura: 5'

En el post de esta semana vamos a analizar la inversión en coches clásicos, un tipo de inversión que está adquiriendo cada vez más popularidad, especialmente entre los aficionados a los coches.

Veamos los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de invertir en este tipo de activos.

Nota: Un vehículo clásico no es necesariamente un vehículo histórico, ni viceversa. Como regla general, en España, cualquier vehículo de más de 25 años puede solicitar ser un vehículo histórico, lo que proporciona ciertas ventajas como inspecciones de ITV cada más tiempo. Podéis encontrar la normativa aquí.

Ventajas de la inversión en coches clásicos

1.- Activo tangible: La inversión en coches clásicos es una inversión en un bien real y tangible que, además, se puede transportar con relativa facilidad.

2.- Componente emocional y de disfrute: Sin duda alguna, uno de los principales aspectos de este tipo de inversión es la posibilidad de disfrutar de la inversión, no sólo desde el punto de vista visual (como al invertir en arte) sino con el propio placer de la conducción.

3.- Activo útil para diversificar: Si bien no existen demasiados datos históricos, parece que este tipo de inversión no está correlacionada con la inversión en activos financieros, pudiendo ser una buena herramienta para la diversificación.

4.- Posibilidad de obtener altos rendimientos: En 2012 se vendió un Ferrari por unos 28 millones de euros. Así que si te apasionan los coches hay posibilidades de ganar mucho dinero.

Inconvenientes de la inversión en coches clásicos

1.- Mercado poco transparente: Si bien existen varios índices como los cinco índices que prepara HAGI  o el que prepara la consultora K500 lo cierto es que no es sencillo encontrar información debido a la gran cantidad de modelos que existen y a que muchas operaciones se hacen entre particulares.

2.- Altos costes de mantenimiento, seguro, restauración y garaje: La inversión en coches clásicos requiere realizar una serie de gastos en los que no se incurre al invertir en otros tipos de activos, como las reparaciones, el seguro o el garaje. Es fundamental estimar muy bien el coste de la restauración ya que es posible que dicho coste sea mayor que el propio precio de mercado del coche.

3.- Requiere altos niveles de conocimiento: No vale comprar cualquier coche clásico para garantizar resultados. Y no sólo es importante el modelo de vehículo, sino la propia historia del vehículo, sus reparaciones, si ha estado involucrado en algún accidente…

4.- Mercado poco líquido: A la hora de vender, no siempre es sencillo encontrar a un comprador, siendo necesario en ocasiones recurrir a un intermediario (como una casa de subastas), habiéndose dado el caso de subastas en las que no ha habido pujas .

5.- No se garantizan las ganancias en absoluto: Como en cualquier mercado, hay alzas y bajadas de los precios. Así, en particular, 2014 fue un mal año en el que el índice global preparado por HAGI bajó un 15,8%.

6.- No es nada conveniente como vehículo: un coche clásico suele ser precioso pero muy poco conveniente para su uso, no sólo porque si lo usas mucho pierde valor, sino porque suelen consumir mucho, no tienen medidas de seguridad o comodidades relativamente modernas y no puedes entrar en zonas restringidas al tráfico contaminante… ¡como Madrid Centro!

Coches clásicos

Cómo invertir en coches clásicos

Pues existen distintas modalidades para comprar (¡o vender¡) coches clásicos.

La que primero nos viene a todos a la cabeza es comprar directamente al propietario anterior. Esta forma tiene la ventaja de que nos permite ahorrarnos los costes de intermediarios pero tiene los mismos inconvenientes que la compraventa de coches normales entre particulares: tienes que asegurarte de que estás comprando el vehículo en buen estado. Existen numerosas páginas web en internet especializadas en la compraventa de este tipo de coches.

Otra forma es comprar el vehículo directamente en concesionarios especializados en coches clásicos. Hay muchos y puedes encontrarlos buscando en internet. Un par de ejemplos son Drive Management o Coches de Importación.

Otra opción es acudir a casas de subastas. En estos casos, es necesario entender bien las condiciones ya que lo habitual es que haya información disponible sobre el coche pero que no se permita su inspección. Además, al precio de adjudicación será necesario añadirle una comisión (en torno al 5-6%) más los impuestos. ¡Y luego tendrás que llevarte el coche!

La popularidad de este tipo inversión es tal que han surgido páginas que ofrecen la posibilidad de comprar una parte de un coche, permitiendo invertir como si fuese un activo financiero, tales como Rally Rd o la española Fund Drive. Hay también empresas que financian la adquisición de coches clásicos.

Finalmente, también se puede invertir en coches clásicos mediante la inversión en fondos, de los que el más conocido es The Classic Car Fund.

Unos consejos finales

Ya sabéis que en este blog no hacemos recomendaciones de inversión sino que proporcionamos información para que puedas tomar tus propias decisiones. No obstante, si decides invertir en coches clásicos, estos consejos te pueden ser de utilidad:

1.- Busca ejemplares escasos: para que un coche clásico sea una buena inversión es necesario que sea un modelo escaso. No te compres un coche que fue producido en masa porque habrá muchos ejemplares.

2.- Originalidad: Ojo, que no es lo mismo originalidad que antigüedad. Las piezas originales bien conservadas aportan valor adicional a un vehículo clásico (es como si fuese depositario del cuidado de los propietarios anteriores) pero debe tratarse de piezas en buen estado. Si no, es mejor que estén restauradas.

3.- Revisión por un experto para ver estado de conservación: Básico pero fundamental recordarlo. Si no eres un experto en coches ni se te ocurra comprar uno sin que lo vea un experto (o sin contar con las garantías que aporte una casa de subastas o un concesionario).

4.- Haz los deberes: Busca en internet la matrícula del coche a ver lo que encuentras. La historia del ejemplar en concreto es importante. Por ejemplo, si ha sido propiedad de alguien famoso o si ha participado en algún evento automovilístico tendrá más valor. Si ha estado involucrado en un accidente no es buena idea comprarlo…

5.- Compra mejor coches de marcas de las que puedas encontrar repuestos y servicio técnico. Es mucho más fácil encontrar repuestos de coches clásicos británicos que italianos.

¨No pude encontrar el coche deportivo de mis sueños, así que me lo fabriqué yo mismo¨. Ferdinand Porsche

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.