La importancia de tener un motivo para alcanzar tus objetivos

Tiempo de lectura: 2'

En este post vamos a analizar brevemente lo importante que es tener un motivo que nos empuje a alcanzar nuestros sueños. Y lo vamos a ver con una historia fascinante.

El combate de Mike Tyson y Buster Douglas

El 11 de febrero de 1990 tuvo lugar un combate de boxeo entre Mike Tyson, el campeón indiscutible de los pesos pesados, y un boxeador llamado Buster Douglas, que no había ganado nada significativo pero había tenido una buena racha que le permitía aspirar al título.

Las apuestas eran abrumadoramente favorables a Tyson (42 a 1) ya que éste tenía un record de 37 victorias y ninguna derrota, siendo 33 de esas victorias por KO.

Además, poco antes del combate, Buster Douglas había perdido a su madre, que había fallecido 23 días antes del combate con tan solo 46 años.

Cuando comenzó el combate las cosas fueron mejor para Buster Douglas de lo que se esperaba y hasta incluso dominó el quinto round. Aún así, durante el octavo round Douglas fue derribado por un gancho de Tyson y parecía que todo había acabado. Pero Douglas consiguió levantarse justo antes de que el arbitro contase hasta diez y fue literalmente salvado por la campana.

Siguió luchando el noveno round y en el décimo round pasó lo imposible: Douglas conectó una serie de golpes y noqueó por primera vez a Tyson, alzándose con el título de los pesos pesados contra todo pronóstico.

Al acabar el combate un periodista le preguntó a Douglas cómo había conseguido ganar el combate y la respuesta de Douglas fue: ¨Porque sabía que mi madre estaba mirando desde el cielo¨.

La importancia de tener un motivo

La importancia de tener un motivo

Cuando una persona tiene un motivo lo suficientemente poderoso que le impulsa a conseguir sus objetivos, no importa los obstáculos que surjan en el camino, esa persona es capaz de seguir luchando, aguantando contra viento y marea hasta alcanzar lo que persigue.

Seguro que has escuchado alguna vez la historia de una madre que ha movido un coche para salvar a un hijo que había quedado atrapado. Es lo que se conoce como episodios de ¨fuerza histérica¨ y, aunque parezca mentira, tienen una explicación científica que viene a ser que, por un lado, la madre probablemente no levantó el coche entero sino que tres de las ruedas seguían apoyadas y, la parte buena, que los humanos somos mucho más fuertes de lo que creemos y desplegamos esa fuerza cuando tenemos la motivación necesaria.

Así que, si persigues un objetivo que parece muy complicado, búscate un motivo lo suficientemente poderoso para que te empuje en los momentos más oscuros. Buster Douglas consiguió hacer algo que ningún hombre había hecho antes porque quería que su madre estuviese orgulloso de él. ¿Qué motivo tienes tú?

¨Cuando sea obvio que no puedes alcanzar tus objetivos, no cambies tus objetivos, cambia tus acciones¨. Confucio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.