Esquema ponzi y estafa piramidal

Tiempo de lectura: 3'

Hace un par de años me invitaron a una presentación de un club de inversión que, a posteriori, resultó ser una estafa piramidal. Tuve suerte de no caer en la trampa, pero el amigo que me invitó ya había caído antes que yo…

Vamos a ver en qué consiste un esquema ponzi y en qué consiste una estafa piramidal así como una serie de pistas que nos pueden ayudar a identificarlos.

Esquema ponzi

En un esquema ponzi los inversores entregan su dinero a una persona que lo invierte en algún tipo de activo o con algún tipo de fórmula ¨mágica¨ que da resultados extraordinarios. El problema es que no hay inversión real sino que el dinero que entra es utilizado para pagar a los inversores anteriores. El sistema, por definición, colapsa cuando dejan de entrar nuevos inversores.

El esquema ponzi es denominado así en honor al italiano Carlos Ponzi que organizó una estafa con esta estructura en los años 20. Algunos ejemplos recientes son Afinsa en España y Bernie Madoff en EE.UU.

Estafa piramidal

En una estafa piramidal no hay un gestor sino que hay un sistema en virtud del cual se vende algún tipo de producto o servicio y las ganancias se reparten con las personas que están por encima en la pirámide.

La diferencia entre una estafa piramidal y el marketing multinivel (que es legal) es difusa pero, básicamente, en una estafa piramidal la principal fuente de ingresos es la entrada de nuevos miembros mientras que en el marketing multinivel es la venta de productos o servicios.

Un ejemplo es el caso de Herbalife, acusada de ser una estafa piramidal y que acabó pagando una multa de 200 millones de dólares y teniendo que cambiar sus prácticas. Hay un documental llamado Betting on Zero que cuenta el escándalo sobre la base de la rivalidad entre dos inversores: Bill Ackman y Carl Icahn.

Estafa piramidal

Pistas para identificar un esquema ponzi o una estafa piramidal

Hay una serie de pistas que te pueden servir para sospechar que te encuentras ante una de estas dos estructuras. Aquí te dejo algunas:

1.- Promesa de altos beneficios en poco tiempo. Si el negocio es demasiado bueno para ser verdad, probablemente no es verdad.

2.- El origen de los beneficios no está claramente explicado o la explicación no tiene sentido financiero.

3.- Las personas a las que va destinado son personas con poca formación financiera. La presentación en la que estuve fue en un pueblo e iba dirigida a agricultores y ganaderos…

4.- El negocio se basa en un inversor que invierte en algún tipo de activo extraño, con alguna fórmula mágica o gracias a ¨sus buenos contactos¨. Alarma de esquema ponzi.

5.- Para ser miembro de la estructura tienes que hacer un pago inicial y, posteriormente, para ganar más dinero tienes que atraer a más personas. Alarma de estafa piramidal.

6.- La empresa en la que tienes que invertir no está supervisada por ningún tipo de entidad, está localizada en alguna jurisdicción dudosa y/o es de reciente constitución.

7.- Las personas que te presentan la inversión tienen una reputación dudosa o están acusados de estafa. Te sorprenderá pero con un buen buscador puedes encontrar mucha información en internet. ¡Haz tus deberes!

8.- No hay una auditoría de las cuentas o incluso no te presentan las cuentas anuales.

9.- Tu instinto te dice que hay algo raro. En la presentación a la que fui me sorprendió que todo estaba hecho low cost (sala de presentación gratuita cedida por el ayuntamiento, las bebidas y las comidas las puso mi amigo…) pero nos dijeron que se gastaban un 30% del presupuesto en… ¡marketing!

Conclusión

Por desgracia este tipo de estructuras son habituales y, además, cada vez son más complejas y tienen una mayor apariencia de legalidad.

Por ejemplo, en la presentación a la que yo fui explicaron como invertían en determinadas start-ups y cómo permitían que los ¨inversores¨ pudiesen comprar y vender sus acciones en la propia plataforma de la empresa, lo que les confería una apariencia de legalidad.

El principal consejo que te puedo dar es que sigas tu instinto y que, si no lo tienes claro, no inviertas. Es mejor que se te escape una buena oportunidad a que te estafen. Además, recuerda, buenas oportunidades de inversión hay muchas.

¨Los demás hombres son dueños de su fortuna. El avaro es esclavo de la suya¨. Juvenal, poeta romano.

Una respuesta a «Esquema ponzi y estafa piramidal»

  1. Fuí aúna reunión donde me ofrecieron un 8% ( los intereses estaban por el 1%); puede que no fueran estafadores sino un grupo entusiasta de gente, tampoco muy cualificada, que transmitían que sabrían mover muy bien el dinero, así que no invertí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.