¿Es mejor pagar deuda o invertir?

Tiempo de lectura: 5'

En este post vamos a ver cómo analizar si es mejor pagar deuda o invertir nuestro dinero. La respuesta me temo que es ¨depende¨. Y depende fundamentalmente de dos factores.

1.- El coste de la deuda

A la hora de tomar la decisión sobre si es mejor pagar deuda o invertir es necesario tener en cuenta cuál es el coste de la deuda en cuestión. Si tenemos más de una deuda lo lógico es empezar a repagar la más cara (salvo comisiones de amortización muy altas), pero hay otras opciones que vimos en un post anterior.

El principal componente del coste es el tipo de interés que pagamos. En general, la deuda de consumo (vacaciones, televisiones, coche, etc.) suele ser bastante cara porque el riesgo de impago que asume el banco es relativamente alto, mientras que el tipo de interés de las hipotecas es menor ya que el inmueble responde del pago de la deuda.

No obstante, hay otros factores a tener en cuenta. Por ejemplo, a veces en las hipotecas existen lo que se conocen como vinculaciones: productos que si contratas, hacen que el tipo de interés sea más barato. Si esos productos no los contratarías normalmente o su precio es mayor al del mercado, eso también implica un coste.

Así, si para tener beneficiarte de un cierto tipo de interés tienes que pedir una tarjeta de crédito y te cobran una comisión anual, esa comisión es parte de tu coste (porque si no tuvieses la hipoteca, o bien no tendrías tarjeta de crédito o bien la tendrías con otra entidad que no te cobrase).

Otro aspecto a tener en cuenta es los impuestos que te ahorras con la deuda. Me explico. En general una deuda mala (deuda que hemos asumido para consumir) no nos permite ahorrarnos ningún impuesto. Pero una deuda buena (deuda que nos permite producir más) si que nos permite ahorrar impuestos. Por ejemplo, imagina que eres taxista autónomo y te endeudas para comprar un taxi. Lo que pagues en interés será un gasto deducible, que te permitirá disminuir lo que pagas en impuestos.

2.- La rentabilidad que puedes obtener de tus inversiones

La rentabilidad que puedes obtener de tus inversiones depende fundamentalmente de tu habilidad como inversor (también hay otros factores pero ese es el más importante). Y esa rentabilidad dependerá de en qué tipo de activo inviertas.

Por ejemplo, yo consigo rentabilidades muy altas cuando invierto en bienes inmuebles (porque tengo experiencia y me apalanco), rentabilidades medias cuando invierto en acciones (porque invierto a través de fondos indexados) y probablemente rentabilidades negativas si me pongo a especular con criptomonedas.

Si eres un inversor, lo más probable es que te hayas especializado en uno o dos tipos de inversiones y seas capaz de estimar tu rentabilidad. Si no eres un inversor habitual, la rentabilidad que vas a poder conseguir será la que te digan en tu banco.

Y ojo porque aquí de nuevo tenemos que tener en cuenta no solo las comisiones sino también los impuestos.

Pagar deuda o invertir

Un ejemplo sencillo

Asumamos que una persona ha conseguido ahorrar un dinerillo y se plantea si debería pagar deuda o invertir. La deuda más cara que tiene es un préstamo que pidió para pagarse el viaje del último verano y en la que paga un tipo de interés del 5%.

Esa persona no tiene conocimientos sobre como invertir pero le ofrecen en el banco invertir en deuda el estado español a 10 años y consigue un estupendo 1% (poco probable en el contexto actual, pero es un ejemplo). De ese 1% tendrá que pagar impuestos al tipo del 19% por lo que su beneficio neto sería de un 0,81%.

En este caso, claramente, esa persona debería destinar su dinero a pagar deuda porque ahorrando un 5% estaría mucho mejor que ganando un 0,81%.

Un ejemplo un poco más complicado

Volvamos ahora al ejemplo del taxista. Tiene una deuda con un tipo de interés del 6%. No obstante, los taxistas tienen un régimen de tributación de IRPF bastante favorable (tributan por estimación directa) y los intereses del préstamo son un gasto deducible. Para no liarnos demasiado, digamos que lo que se ahorra en impuestos es el equivalente a un 3% de los intereses por lo que su coste real es un 3%.

Ha oído hablar de la inversión pasiva mediante roboadvisors y estima que si invierte su dinero puede sacar una rentabilidad de hasta el 4,5%. No obstante también tendría que pagar impuestos al tipo del 19% por lo que su rentabilidad tras impuestos se quedaría en un 3,65% aproximadamente.

Bueno, pues en este caso a priori estaría mejor invirtiendo que pagando deuda.

Ojo, cuidado con los plazos

Un factor que complica la comparación es el tiempo. Cuando repagas deuda, consigues un ahorro pero solo durante el plazo que reste para amortizar la deuda. Mientras que cuando inviertes, en teoría, puedes llegar a obtener un rendimiento durante el resto de tu vida (si no vendes nunca).

Realizar la comparación teniendo en cuenta el tiempo implica realizar cálculos financieros algo más complejos. Por ejemplo, si tienes una deuda al 10% que habrás terminado de pagar en un año y puedes invertir en un fondo que te da una rentabilidad neta del 2% anual, ¿qué hacer? Al final la rentabilidad acumulada que te da el fondo en seis aos es más que lo que te ahorras repagando la deuda (dependiendo de la inflación que también habría que estimar para hacer el cálculo…).

No obstante, en estos casos, lo más prudente y sencillo sería quitarte la deuda de encima y luego invertir en el fondo lo que antes destinabas a pagar deuda.

Conclusión: pagar deuda o invertir

Lo cierto es que a la hora de tomar esta decisión lo que hay que hacer es sentarse y ponerse a calcular números. Además, sería prudente estimar la rentabilidad de nuestras inversiones de una forma conservadora y, de hecho, si los resultados son similares entre pagar deuda o invertir, mejor pagar deuda, porque repagando deuda no hay incertidumbre sobre lo que te ahorras.

No obstante, hay unas pautas generales que te pueden servir de orientación:

– Como regla general, salvo que seas un inversor muy hábil, siempre es mejor repagar deuda no hipotecaria. Esta deuda suele ser muy cara.

– La deuda hipotecaria tiende a ser muy barata por lo que es relativamente sencillo conseguir obtener rentabilidades superiores a lo que pagas de interés.  Mejor invertir.

Bueno, y esto es todo, espero que este post sea de utilidad y os ayude a tomar la decisión correcta desde el punto de vista financiero.

¨Si crees que a nadie le importa si estás vivo o no, deja de pagar un par de meses el préstamo del coche…¨. Earl Wilson, periodista norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.