El seguro de impago de alquiler

Tiempo de lectura: 2'

En este post vamos a ver un tipo de seguro que puede resultar muy útil si alquilas un inmueble: el seguro de impago de alquiler.

Este seguro es cada vez una opción más popular, sobre todo porque después de la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos sólo se pueden pedir garantías, como máximo, equivalentes a dos meses de la renta.

Concepto

El seguro de impago de alquiler cubre los impagos del alquiler por parte de un inquilino con un máximo de, en general, 12 mensualidades. En la mayor de los casos, para recibir el dinero, es necesario tener una sentencia de desahucio aunque algunas aseguradoras adelantan el pago.

Es también habitual que la aseguradora cubra los gastos de defensa jurídica y los gastos judiciales (que pueden oscilar entre 500 y 1.200 euros). En ocasiones es incluso la propia aseguradora la que se encargará de gestionar todo el proceso judicial (lo cual es una gran ventaja).

Además, en algunos casos, la aseguradora cubrirá también los gastos ocasionados por actos vandálicos y desperfectos del inmueble ocasionados por el inquilino durante el proceso de desahucio.

Finalmente, suele haber una franquicia igual a una mensualidad (que equivale a la fianza que hay que pedir al inquilino por imperativo legal).

Precio

El precio variará dependiendo de la aseguradora y del análisis del potencial inquilino pero suele oscilar entre un 3% y un 5% de la renta anual.

Por ejemplo, si cobras 1.000 euros al mes de alquiler (osea, 12.000 euros al año), el precio oscilará entre 360 y 600 euros.

Reclamar el pago bajo el seguro

Un aspecto importante es que hay que notificar a la aseguradora el impago en un determinado plazo (normalmente, en los 45 días posteriores al mismo) ya que, si no, se pierde el derecho a recibir la compensación.

Lee bien lo que dice al respecto la póliza.

Seguro de impago de alquiler

Solicita un seguro de impago de alquiler aunque no lo quieras

Personalmente yo creo que es muy buena idea solicitar una oferta para contratar un seguro de impago incluso aunque no tengas intención de contratarlo ya que la entidad aseguradora hará un análisis del riesgo del potencial inquilino.

La aseguradora va a analizar que porcentaje de los ingresos del inquilino representaría el alquiler, si tiene trabajo o no y qué tipo de contrato de trabajo (indefinido, temporal, en prácticas, autónomo o pensionista).

También analizará si se encuentra incluido en algún registro de morosos.

Si la entidad aseguradora rechaza asegurar a ese inquilino es una señal muy clara de que hay que buscarse a otro inquilino.

¿Merece la pena contratar un seguro de impago de alquiler?

Pues la verdad es que dependerá del caso.

Por ejemplo, si alquilas un piso de lujo a una empresa que va a utilizar el piso para sus empleados y que te aporta una garantía bancaria, es probable que no haga falta contratar un seguro.

Sin embargo si alquilas un piso relativamente peqeño y que no está muy bien conservado a inquilinos de perfiles más bajos es posible que el seguro sea muy buena duda.

Un último apunte

Asegúrate de que contratas el seguro de impago de alquiler con una entidad aseguradora que aparezca en la página web de la Dirección General de Seguros  ya que han proliferado las empresas que ofrecen ¨seguros¨ que no son tales o que no tienen la solvencia necesaria para cumplir con sus obligaciones.

Mejor prevenir que curar.

¨Hay cosas peores en la vida que la muerte. ¿Ha pasado usted una tarde con un corredor de seguros?¨. Woody Allen.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.