El coeficiente de Gini

Tiempo de lectura: 1'

En este post vamos a analizar el coeficiente de Gini, uno de los principales indicadores utilizados para medir la desigualdad económica.

Concepto

El coeficiente de Gini (desarrollado por el italiano Corrado Gini en 1912) es una forma muy sencilla de analizar cómo se distribuyen los ingresos en una población, arrojando resultados que oscilan entre 0 y 1, siendo 0 una distribución perfecta de los ingresos y 1 una concentración absoluta de los ingresos.

Así, si en un país una sola persona recibiese todos los ingresos, el coeficiente  arrojaría un resultado de 1. Por el contrario, si todas las personas de ese país ganasen lo mismo, el resultado sería de 0.

De esta forma, cuanto mayor sea este coeficiente mayores son las desigualdades económicas.

Aquí podéis ver el coeficiente Gini por países calculado por el Banco Mundial.

Utilidad y limitaciones

El coeficiente de Gini proporciona una primera aproximación a la distribución de ingresos y, a su vez, es un indicador de la mayor o menor incidencia de ciertos problemas en dicha sociedad.

Y es que existe una alta correlación entre disparidad de renta y problemas como la obesidad, la violencia, el uso de drogas, el número de suicidios o los embarazos en adolescentes tal y como se explica en el libro The Spirit Level.

No obstante, este coeficiente también tiene ciertas limitaciones ya que, no tiene en cuenta, por ejemplo, cuál es el tamaño de los ingresos totales.

Por ejemplo, Estados Unidos y Turquía tenían en 2016 un coeficiente Gini de en torno al 0,4 pero la renta per cápita en Turquía era aproximadamente la mitad que en Estados Unidos.

Coeficiente de Gini

Coeficiente Gini de riqueza

Finalmente, indicar que el coeficiente de Gini también se puede utilizar para calcular la distribución de riqueza acumulada.

Este cálculo es más complicado de realizar porque los datos de riqueza son mucho menos accesibles que los de ingresos pero, en general, el coeficiente Gini de riqueza suele arrojar resultados mucho más altos (osea mayor desigualdad) que el coeficiente de Gini de ingresos.

¨La desigualdad económica ha hecho que tener hijos se esté convirtiendo en un privilegio reservado a los ricos¨. Ana Kasparian, comentarista y escritora norteamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.