Deuda buena y deuda mala

Tiempo de lectura: 4'

En este post explicaremos la distinción entre lo que Robert Kiyosaki clasifica como ¨deuda buena¨ y ¨deuda mala¨.

La deuda en sí no es ni buena ni mala sino un mecanismo que nos permite comprar algo aunque no tengamos todo el dinero que cuesta. Pero la clasificación de Kiyosaki es fundamental para alcanzar la libertad financiera. Vamos allá.

Diferencia entre deuda buena y deuda mala

La deuda mala sería aquélla que hace que cada vez tengas menos dinero, que te hace más pobre, mientras que la deuda buena sería aquélla que hace que cada vez tengas más dinero, que seas más rico.

Pongamos un ejemplo para que sea más fácil entenderlo: Imagínate que quieres comprarte un apartamento en la playa y pides una hipoteca. Esa hipoteca será deuda mala si te compras el apartamento porque te apetece ir de vez en cuando al apartamento. Porque cada mes tendrás que pagar la hipoteca, los gastos de comunidad, el seguro, la luz, el gas, el agua… Comprando el apartamento, cada mes tienes menos dinero disponible que si no lo hubieses comprado.

Sin embargo, imagínate que te compras el apartamento en la playa para alquilarlo a turistas y que, cada mes, ganas más dinero que lo que te cuesta mantener el apartamento. En ese caso, la hipoteca será deuda buena porque comprando el apartamento tienes más dinero que si no lo compras. Eres más rico.

Fijaros que la diferencia entre deuda mala o deuda buena es subjetiva ya que la misma deuda será buena o mala dependiendo del uso que se le dé a lo que compres con la deuda.

Incluso, para una misma persona una deuda puede ser buena o mala dependiendo del momento. Siguiendo con el ejemplo anterior, la hipoteca para comprar el apartamento puede ser deuda mala si te lo compras para uso propio y pasar a ser deuda buena si decides posteriormente poner el apartamento en alquiler.

Deuda buena deuda mala

Deuda mala a evitar a toda costa

Hay algunos casos que claramente se pueden identificar siempre como deuda mala desde el punto de vista financiero: la deuda en la que incurres para comprarte un coche o una moto (salvo que necesites el coche o la moto para trabajar), para comprarte una tele o una termo mix, pagar viajes,…

Y la peor deuda de todas es la que se incurre mediante las tarjetas de crédito y que es muy común en Estados Unidos. Analicémoslo brevemente.

En determinados países (como España), cuando pagas con tarjeta de crédito, lo que ocurre por defecto es que el banco te carga esa cantidad al mes siguiente. Eso no es deuda, sino un mero aplazamiento de pago y no tiene nada de malo siempre y cuando tengas para pagar cuando toque. Si no tuvieses dinero para pagar, en la fecha de pago tendrás un descubierto en cuenta que creará una deuda tóxica ya que los bancos te van a cargar un tipo de interés prohibitivo.

La situación es incluso más grave en otros países (como Estados Unidos, Irlanda o Reino Unido) en los que, cuando pagas con tarjeta de crédito, dicho pago se convierte automáticamente en una deuda a pagar en 3, 6 o 12 meses con un tipo de interés extraordinariamente alto. Por cierto, esta opción también está disponible en España si la solicitas a tu banco. Pero este tipo de deuda debería estar absolutamente prohibida si quieres mejorar tu situación financiera.

La hipoteca de la casa en la que vives

¿Y qué pasa con la hipoteca para comprar una casa? Pues Kiyosaki defiende que es deuda mala pero yo tengo una visión distinta.  Para mí la hipoteca es deuda buena siempre y cuando cumpla una serie de condiciones:

(i) que sea a muy largo plazo, para que la cuota hipotecaria sea similar a lo que pagarías por alquilar una vivienda similar. Ten en cuenta que necesitas vivir en algún sitio y alquilando no realizas inversión alguna, mientras que con la hipoteca estás comprando; y

(ii) que exista inflación y que el tipo de interés no sea mucho mayor que la inflación o incluso sea menor (lo que ocurre en España actualmente). Ten en cuenta que tu casa aumentará su valor, de media, al mismo ritmo que la inflación.  Si, además, la hipoteca es a tipo fijo, siempre pagarás la misma cuota por lo que cada vez será más fácil realizar los pagos de la hipoteca por el efecto de la inflación.

En cualquier caso, la respuesta a esta pregunta es subjetiva y depende de las circunstancias. Si estás pensando en comprarte una casa en la que vivir, te recomiendo que antes leas este post.

Deuda buena deuda mala

Conclusión

Resumiendo, Robert Kiyosaki define la deuda buena como la que hace que tengas más dinero disponible y la deuda mala como la que hace que tengas menos dinero disponible. Si quieres verle explicándolo personalmente, lo podéis hacer en este vídeo en inglés con subtítulos. Veréis que el usa el ejemplo de una hipoteca… ¡No siempre voy a estar de acuerdo con él!  😛

¨Los ricos juegan a ganar. La clase media juega a no perder¨. Robert Kiyosaki