¿Son seguros tus depósitos? La crisis en Chipre

Tiempo de lectura: 2'

En este post me gustaría hablaros de la crisis que tuvo lugar en 2014 en Chipre. Esta crisis es muy especial porque fue una crisis de un país en la zona euro, en la que se produjo un corralito y en la que los ahorradores perdieron parte de su dinero.

Causas y peculiaridades de la crisis en Chipre

El principal motivo de la crisis en Chipre fue que los bancos chipriotas tenían una exposición de 22.000 millones de euros a la deuda pública griega que, tras la quita efectuada por ese país, supuso unas pérdidas de unos 10.000 millones de euros. Los bancos chipriotas, al no poder asumirlas, acudieron al Estado en busca de un rescate.

Pero el Producto Interior Bruto de Chipre en 2012 era de unos 19.500 millones de euros por lo que el rescate era imposible de asumir por el Estado. Así que Chipre pide el rescate a la troika en junio de 2012.

No obstante, había una peculiaridad muy importante: Chipre constituía una especie de paraíso fiscal que le había convertido en el destino de los ahorros de muchos millonarios rusos. Y esto, iba a ser el factor diferencial.

Rescate y condiciones

Cuando Chipre pide el rescate, la troika se niega a que la totalidad del rescate sea asumido por los contribuyentes (lo que se conoce como bail out) y exige que parte del rescate sea asumido por los acreedores (bail in) incluyendo las personas que tenían depósitos, decisión motivada al menos en parte por el hecho de que muchos de los depositantes eran rusos.

Así, la UE y el FMI aprobaron en noviembre un rescate por un importe inicial de 17.500 millones de euros  que, posteriormente, vería reducido su importe a 10.000 millones en marzo de 2013 ya que incluía una ¨participación¨ en el rescate de las personas que tenían depósitos mediante un impuesto del 6,75% para los depósitos menores de 100.000 euros y del 9,9% para los mayores de 100.000 euros.

Esto implicaba que, por ejemplo, un jubilado que tuviese ahorrados 5.000 euros tenía que contribuir al rescate con 337,50 euros.  😡

La crisis en Chipre

El gobierno chipriota rechazó estas condiciones y comenzó una dura negociación. Pero, ante la incertidumbre y para proteger el sistema financiero, a mediados de marzo de 2013 se establece un corralito financiero de tal forma que no podían retirarse más de 300 euros diarios de los cajeros (importe que luego se redujo hasta tan solo 100 euros diarios).

A finales de marzo se alcanzó por fin un acuerdo que incluía: (i) los 10.000 millones de euros (que luego no se utilizaron en su totalidad); (ii) una quita inicial del 37,5% de los depósitos de más de 100.000 euros (y que luego aumentó al 47,5%) y (iii) la conversión de parte de ese dinero en acciones de los bancos (¡lo que llevó a algunos oligarcas rusos a convertirse en accionistas principales de algunos bancos chipriotas!).

Conclusiones

La crisis de Chipre demostró que los depósitos bancarios no son un activo exento de riesgo y que pueden ser parte en un rescate bancario. Cierto es que los depósitos menores de 100.000 euros no fueron finalmente parte del rescate, pero estuvieron a punto…

Así que, por favor, tenedlo en cuenta a la hora de decidir en qué banco depositáis vuestro dinero.

¨Si los bancos quiebran, es una tragedia y la gente se pregunta, ¿qué vamos a hacer? Pero si las personas mueren de hambre o no tienen qué comer, entonces eso no es nada¨. Papa Francisco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.