¿Invertir en compañías mineras? ¿Sí o no?

Tiempo de lectura: 4'

Invertir en acciones de compañías mineras puede constituir una alternativa a la inversión física en oro o plata. En este post vamos a ver las ventajas y los inconvenientes que presenta la inversión en acciones de compañías mineras sobre la inversión física en metales preciosos.

Antes de entrar en materia, déjame por favor puntualizar un extremo: La inversión en compañías mineras es una inversión en un activo financiero y no una inversión en metales preciosos. Pero es una inversión en un activo financiero que está altamente correlacionado con los metales preciosos.

Ventajas de invertir en compañías mineras

1.- Evitas los problema derivados del almacenaje

La principal ventaja que tiene invertir en acciones de compañías mineras es que te evitas cualquier tipo de problema relacionado con el almacenaje. Cuando una persona considera comprar oro o plata físico, una de las primeras preguntas que se planteas es… ¿dónde lo guardo?

Con las acciones de empresas mineras vas a realizar una inversión con una alta correlación al oro y/o la plata (ojo, y también al resto de metales que produzca esa compañía minera, sean metales preciosos o commodities como el cobre).

2.- Tienen un mayor potencial de crecimiento a la hora realizar inversiones especulativas

Si el objetivo de tu inversión es realizar una inversión especulativa, las acciones de compañías mineras son una mejor opción que el oro físico ya que tienen una mayor volatilidad y es posible encontrar empresas infravaloradas que se pueden disparar si los metales preciosos entran en un mercado alcista.

3.- Potencial para recibir dividendos

Si son empresas que van bien es posible que distribuyan parte de los beneficios como dividendos, por lo que la inversión podría ser también una inversión productiva y generar un pequeño flujo de caja.

4.- Capacidad de gestión del equipo de gestión

Si la empresa está bien gestionada, es posible que consigas una rentabilidad sobre tu inversión mayor. Por ejemplo, las compañías mineras suelen tener un alto nivel de endeudamiento que, si es utilizado correctamente, aumenta la rentabilidad de los que participan como accionistas. O si la empresa tiene buenos equipos de exploración, es posible que encuentren nuevos yacimientos, multiplicando el valor de la empresa.

Compañías mineras

Inconvenientes de invertir en compañías mineras

Los inconvenientes son muy parecidos a las ventajas, pero vistas desde otra perspectiva.

1.- Introduces riesgos adicionales

Al comprar acciones mineras estás asumiendo una serie de riesgos que no asumes cuando compras el metal físico. El más evidente es el riesgo de gestión de la propia compañía. Si el equipo de gestión es bueno, puede ser una ventaja. Si el equipo de gestión es malo, es un inconveniente. Y como los equipos de gestión cambian cada cierto tiempo, si inviertes en el largo plazo, es probable que en algún momento habrá un equipo de gestión malo.

Otros riesgos son específicos al propio sector. Como mencionábamos antes, este tipo de empresas suelen estar muy endeudadas y tienen un proceso de producción muy complejo y largo, por lo que no es extraño que se enfrente a problemas de tesorería.

Pero hay otro riesgo muy característico de este sector, el riesgo político, que voy a explicar mejor con un ejemplo:

La mayor mina de oro del mundo, la mina de Grasberg, se encuentra en Indonesia y pertenece, en su mayoría, a una de las compañías mineras más grandes del mundo: Freeport McMoran Inc. Digo pertenece en su mayoría a Freeport porque casi un 10% pertenece a Indonesia. Y los problemas son constantes: huelgas de trabajadores, negociaciones con el gobierno de Indonesia a los efectos de autorizar la continuación de la explotación… Lo último que ha conseguido el gobierno de Indonesia es que Freeport se comprometa a construir una refinería de cobre en Indonesia y a darle una participación mayoritaria en el capital. Era eso o el cierre de la mina (o la expropiación).

Un ejemplo parecido (aunque tenía que ver con el petróleo, no con los metales preciosos) fue la expropiación de YPF a Repsol por parte de Argentina.

2.- Mayor volatilidad

Hemos mencionado anteriormente que las acciones mineras tienen más volatilidad que el metal físico. Esto quiere decir que el precio de las acciones puede oscilar enormemente, no siendo un activo adecuado para una inversión defensiva.

Compañías mineras

¿Y qué hago yo?

Pues yo no invierto en acciones mineras porque, para beneficiarme de una futura evolución del oro o de la plata puedo invertir en el metal físico en sí (disminuyendo riesgos) y si lo que quiero es hacer una inversión especulativa o productiva en acciones, hay otras empresas distintas de las compañías mineras que me parecen mejores inversiones.

Pero recuerda que en este blog no hacemos recomendaciones de inversión. Fomentamos la educación para que puedas tomar tus propias decisiones.  😉

Si te ha gustado este post, por favor, comenta o compártelo. Le ponemos mucho cariño al blog y con un poquito de tu parte podemos llegar a mucha más gente.

¨Mejor se propietario del oro, nunca del minero¨. Kevin O´Leary

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.