¿Cómo superar el miedo a invertir?

Tiempo de lectura: 2'

Una de las preguntas más habituales que me plantean es cómo superar el miedo a invertir. La respuesta no es sencilla pero en este post os voy a dar una serie de trucos que me ayudaron a mí.

1.- Edúcate

Empieza por aprender todo lo que puedas sobre el tipo de activo en el que deseas invertir. En muchas ocasiones el miedo es a lo desconocido así que cuanto más experto seas en un tema, menos miedo tendrás.

Hoy en día existen multitud de recursos para aprender, muchos de ellos gratuitos. En Internet puedes encontrar infinidad de blogs, artículos o vídeos sobre cualquier tema. Seguramente hay también libros disponibles (como el e-book Cómo comprar tu primera inversión inmobiliaria), documentales y cursos online.

Y probablemente hay multitud de eventos interesantes en tu ciudad. ¡A lo mejor en uno de ellos conoces a tu futuro mentor!

2.- Simula antes de hacerlo de verdad

Antes de invertir con dinero real puedes practicar con simuladores para casi cualquier tipo de inversión: acciones, ETFs, divisas, criptomonedas… Sólo haz una búsqueda en tu navegador favorito (en Ecosia parte de los beneficios se destinan a plantar árboles, ¡es el que uso yo!).

Si lo tuyo son las inversiones en bienes inmuebles, recuerda que puedes utilizar el juego de Cash Flow de Robert Kiyosaki… ¡Busca y encontrarás!

Miedo a invertir

3.- Acepta que perder de vez en cuando es parte del proceso

Por muy experto que seas en un tema, es imposible no equivocarse alguna vez que otra. Acepta que de vez en cuando cometerás errores, ten una actitud positiva y aprende todo lo que puedas de ellos. Piensa que cuanto más te equivoques, más rápido aprenderás.

Cuando empecé a invertir en metales preciosos, cometí el error de hacer un pedido online a una tienda que no analicé como debía. Cogieron el dinero y se esfumaron sin dejar rastro. Aprendí bien la lección…

4.- Empieza pequeño

Cuando comiences a invertir cometerás muchos errores. A medida que vayas adquiriendo experiencia, el número de errores irá disminuyendo (como dice el refrán, la experiencia es la madre de la ciencia).

Por eso, al principio, es mejor invertir pequeño. Si inviertes en acciones comienza comprando unas pocas. Con las criptomonedas puedes comprarte un Satoshi que es una 0,00000001 parte de un Bitcoin. En bienes inmuebles puedes empezar por el crowdfunding. En metales preciosos puedes empezar por una moneda de plata…

No hace falta mucho dinero para empezar a invertir.

5.- Invierte cantidades que puedas perder

Precisamente, porque es imposible no equivocarse, es buena idea invertir cantidades que puedas permitirte perder sin que afecte a tu nivel de vida ni a tu paz mental.

Por ejemplo, imagina que tienes ahorrados 10.000 euros y decides invertir 1.000. Si lo pierdes todo (que ya es difícil…) tu vida no cambiaría drásticamente. No hay mucha diferencia entre tener ahorrados 10.000 euros o tener ahorrados 9.000 euros. No te haría gracia pero tu vida no cambiaría en nada.

Cuestión distinta sería que tuvieses ahorrados 1.000 euros y lo invirtieses todo… 😥

6.- Piensa qué sería lo peor que podría pasar si no inviertes

¿Qué es lo peor que puede pasar si no inviertes?

Pues que llegues a la edad de jubilación sin ahorros y que dependas de las pensiones que te pague el Estado. Eso quiere decir que tu futuro depende de que los políticos quieran pagarte, que los impuestos que recauden sean suficientes para pagarte y que no haya otros asuntos más importantes como rescatar autopistas quebradas o salvar bancos…

¿De verdad crees que no invertir es mejor opción que invertir?

¨Nunca dejes de invertir. Nunca dejes de mejorar. Nunca dejes de hacer algo nuevo¨. Bob Parsons, inversor norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.