Cómo se crea el dinero

Tiempo de lectura: 4'

En este post vamos a intentar explicar cómo se crea el dinero. Es mucho más fácil de lo que parece. De hecho, el principal problema para entenderlo es que, es tan fácil, que parece que es mentira…  😳 

Como ya explicamos en este post, bajo el sistema FIAT que rige en la actualidad, el dinero no está respaldado por ningún activo, simplemente tiene valor porque así lo dice la ley. Y aunque todavía existen monedas y billetes, lo cierto es que la mayor parte del dinero son meros dígitos en un ordenador que cambian de una cuenta a otra cada vez que alguien paga con una tarjeta de débito o de crédito, con un cheque o con una transferencia. Es dinero electrónico.

Y, ¿quién crea este dinero electrónico? Pues la respuesta es que lo crean los bancos centrales y las entidades financieras. Y ¿cómo lo crean? Pues para ello veamos lo que ocurre en los Estados Unidos de América con respecto al dólar ya que, hoy por hoy, siguen siendo la economía y la divisa más importante del mundo:

 Creación de dinero por la Reserva Federal

 1.- Imagínate que el Gobierno de los Estados Unidos quiere realizar cualquier tipo de gasto pero no tienen suficientes fondos. Para conseguirlos, el Gobierno de los Estados Unidos (en concreto, el Departamento del Tesoro) emitirá títulos representativos de deuda, bonos, que luego venderá en una subasta pública. El Gobierno vende bonos y recibe a cambio dinero que ya existe. Será dinero de instituciones financieras, de otros países (sobre todo Japón y China en el caso de Estados Unidos) o de particulares.

2.- Una parte muy significativa de estos bonos lo comprarán instituciones financieras que luego podrán vendérselos a la Reserva Federal, la FED (el equivalente norteamericano a un banco central). Para pagar estos bonos, la FED emite un cheque (en puridad hace una anotación electrónica que incrementa el crédito en la cuenta que el banco tiene con la FED, pero decir que emite un cheque es más sencillo de entender) que no está respaldado con dinero que exista y se lo entrega a los bancos. Y cuando los bancos reciben este cheque es como si hubiesen recibido dinero electrónico que pueden poner en circulación.

Párate a pensarlo porque es tan simple que cuesta entenderlo: el Gobierno de los Estados Unidos emite bonos, los vende en el mercado a cambio de dinero (que ya existe) a una serie de bancos, los bancos les venden estos bonos a la FED, la FED les da un cheque y ¡magia! nace más dinero.

Creación del dinero

Creación de dinero por las entidades financieras

3.- Volvamos al dinero que recibió el Gobierno de los Estados Unidos. Ese dinero se utiliza para pagar a funcionarios, a contratistas, gasto social, infraestructuras, el ejército… Sea quien sea quien recibe ese dinero, una persona o una empresa, lo deposita en su cuenta en el banco. Lo mismo ocurre en relación con cualquier empresa o cualquier persona que tenga una cuenta en Estados Unidos. Todo ese dinero está depositado en los bancos.

4.- Pero los bancos van a querer utilizar ese dinero para ganar aún más dinero por lo que lo van a prestar o invertir. No obstante, los bancos no pueden prestarlo todo porque algunas personas van a querer retirar efectivo de vez en cuando y tienen que guardar un poco. Es por ello que existe lo que se denomina el coeficiente de caja que es la parte de los depósitos que el banco no puede prestar, que tienen que guardar, para garantizar la liquidez y evitar que se produzcan situaciones de corralitos como el que se produjo en Argentina a finales de 2001 o el que se produjo en Chipre en 2013. El coeficiente de caja en Estados Unidos es actualmente del 10% (en general). Esto quiere decir que, por cada 100 dólares depositados en un banco, el banco puede prestar 90 dólares, teniendo que quedarse con los otros 10 dólares.

 5.- Pero la creación de dinero continua gracias al efecto multiplicador del dinero. Lo explicamos: siguiendo con el ejemplo anterior, un señor deposita 100 dólares en un banco. Ese banco guarda 10 dólares y le presta los otros 90 dólares a otro señor (con buena pinta) que se los gasta en un par de zapatos muy chulos. El dueño de la tienda de zapatos deposita esos 90 dólares en su banco que, de nuevo, va a guardar el 10% (esto es, 9 dólares) y va a prestar los otros 81 dólares a otro señor distinto, que a su vez va a gastar esos dólares que volverán a ser depositados, prestados, gastados, depositados… y así sucesivamente. Bueno, pues cada vez que un banco presta esa parte del dinero depositado, está creando dinero nuevo, que no existía antes.

Si te pasa como a mí la primera vez que me puse a estudiar la creación del dinero pues, aunque lo hayas entendido, no podrás creerlo. Te recomiendo que veas la explicación que da Mike Maloney en este vídeo (en inglés, pero se pueden activar los subtítulos en español). 

Y ¿cómo es en la Zona Euro?

Antes de estudiar el tema, pensé que en Europa seríamos más conservadores debido a la influencia que ejercen los alemanes sobre el Banco Central Europeo (los alemanes tienen una gran aversión a la inflación tras las desastrosas consecuencias que tuvo la hiperinflación que tuvo lugar durante la República de Weimar, en el período de entreguerras). Pero me quedé de piedra cuando descubrí que en la Zona Euro el sistema funciona prácticamente igual (aquí lo explica el Banco Central Europeo) con una diferencia: el coeficiente de caja no es del 10% sino del 1%. Lo podéis comprobar en la página web del Banco de España.  Esto es, de cada 100 euros depositados en un banco, el banco puede prestar 99. Yo, desde entonces, siempre me aseguro de tener un poco de efectivo disponible por lo que pueda pasar…

Libertad financiera

El precio que tenemos que pagar por el dinero, lo pagamos en libertad”. Henry-Louis Mencken.

  • https://www.facebook.com/app_scoped_user_id/1583713898319133/

    Es más fácil la bancarrota en Europa que en Usa, al ser menor el coeficiente de caja (1% frente al 10%.