¿Cómo invertir en metales raros?

Tiempo de lectura: 2'

Los metales raros son un grupo de 17 metales (con nombres tan variopintos como Cerio, Gadolino o Terbio) muy escasos y con un amplio elenco de aplicaciones militares, electrónicas o en energías renovables. Por ejemplo, se utillizan para fabricar el Smartphone desde el que probablemente estés leyendo este post.

Disclaimer: No tengo participación alguna en los ETFs o empresas enumerados en el artículo.

Producción de metales raros

La producción de metales raros está bastante concentrada. Así, en 2017, la producción mundial fue de unas 130.000 toneladas, de las cuales 105.000 toneladas fueron producidas por China. El segundo productor fue Australia, con tan solo 20.000 toneladas y el tercero Rusia ya con solo 3.000 toneladas (aquí tenéis el ranking completo).

Una de las cuestiones más sorprendente es que Estados Unidos, el segundo consumidor mundial (por detrás de China) no produce metales raros. Este aspecto es citado a menudo como una amenaza geopolítica para la hegemonía norteamericana y parece que China estaría lista para utilizar este arma.

Por tanto, la concentración de la producción hace muy atractiva la inversión especulativa en metales raros ya que, cualquier evento geopolítico (como una guerra comercial…) podría hacer que el precio sea muy volátil.

Metales raros

¿Cómo invertir?

Pues la inversión en metales raros es francamente complicada por varios motivos, siendo los principales:

(i) que no es fácil encontrar información sobre la evolución de sus precios (no existe una bolsa donde coticen), y

(ii) que la demanda de cada metal raro depende de factores distintos relacionados con sus aplicaciones.

Además, la inversión física no es factible a diferencia de la inversión en metales preciosos. La inversión sólo puede realizarse bien a través de activos financieros, fundamentalmente acciones en compañías mineras o a través de ETFs (como éste).

No obstante, como la mayor parte de la producción se realiza en China, las compañías correspondientes no cotizan en bolsa. Aunque sí que se puede encontrar compañías que cotizan en otras bolsas como la australiana Nothern Minerals o la canadiense Ucore Rare Metals.

Conclusión

La inversión en metales raros puede ser una alternativa a explorar a la hora de diseñar nuestra cartera de inversión, especialmente si estamos buscando hacer una inversión especulativa.

Recordaros que en este blog no hacemos recomendaciones de inversión y que solo fomentamos la educación financiera. Pero si decidís invertir en metales raros, por favor educaros, empezad pequeño e invertid solo cantidades que podáis perder.

¨El neodymium es uno de los 17 metales raros que se ha hecho esencial para el desarrollo de la industria de las tecnologías renovables¨. Jamais Cascio, futurista norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.