Cómo fijar objetivos

Tiempo de lectura: 5'

Fijar objetivos es uno de los hábitos de los millonarios. En el post de hoy me gustaría compartir los trucos para fijar objetivos que he aprendido de distintos autores.

Pero… ¿por qué son importantes?

Pues porque tener objetivos nos ayuda a tomar decisiones, nos da control sobre nuestra vida y nos permite medir nuestra evolución.

Nos ayudarán en la toma de decisiones ya que, ante cada decisión, podrás preguntarte cuál de las opciones te acerca más hacia tus objetivos y elegir la más conveniente. Si ninguna de las opciones te acerca a tus objetivos, podrás desechar la opción que te aleje de ellos. Y si ninguna de las opciones te acerca ni te aleja… ¡entonces no es una decisión muy importante!  😆

Tener objetivos nos ayuda a tener cierto control sobre nuestra vida. Si sé cómo quiero vivir cuando tenga 50 años estableceré una serie de pasos intermedios que me lo permitan, sintiéndome responsable y diseñando mi vida. Si no, lo único que se puede hacer es “esperar” que las cosas vayan bien. Dejarlo al azar.

Y también nos ayudan a medir nuestro progreso. Cada vez que cumplamos un objetivo nos daremos cuenta de que avanzamos. Y podremos evaluar si ha sido un buen año en función del número de objetivos cumplidos.

Objetivos

Pon tus objetivos por escrito

Brian Tracy defiende que escribir tus objetivos en presente y en positivo activa tu subconsciente para que se ponga a trabajar en conseguirlos. No sé si es cierto pero la idea es muy sugerente…

Además algunos estudios (Gail Matthews de la Universidad Dominicana de California o el Jordan Peterson de la Universidad de Toronto) apoyan la hipótesis de que se consiguen mejores resultados cuando se fijan los objetivos por escrito.

En mi experiencia, el ejercicio de ponerlos por escrito no solamente te obliga a definirlos claramente sino que conlleva un grado de compromiso con uno mismo muy superior al que se deriva de solamente pensarlos. Así que escríbelos por favor.

Características de los objetivos

A la hora de fijar objetivos intenta que:

1.- Sean concretos y, si es posible, que sean medibles

Es mucho más sencillo cumplir un objetivo si está definido claramente ya que sabrás exactamente lo que quieres conseguir. Y cuanto más específico sea, mayor inspiración te proporcionará.

Te resultará mucho más motivador, por ejemplo, fijarte el objetivo de perder 2 kilos en un mes que el objetivo de perder peso. O el objetivo de comprarte un apartamento de dos dormitorios en Málaga con vistas al mar que el objetivo de vivir en un sitio en la costa.

2.- Sean ambiciosos pero posibles

Ponte objetivos que sean ambiciosos, que te cuesten, pero que sean posibles de conseguir. No podremos alcanzar los objetivos imposibles y nos frustraremos.

Por ejemplo, es mucho más realista el objetivo de realizar una primera inversión inmobiliaria en el plazo de un año que el de alcanzar la libertad financiera en ese mismo plazo.

3.- Estén dentro de tu área de influencia

Stephen R. Covey, en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” define dos conceptos que son muy importantes a la hora de establecer objetivos: (a) el área de preocupación y (b) el área de influencia.

El área de preocupación la constituyen todas las cosas que te preocupan mientras que el área de influencia lo constituyen aquellas cosas que puedes cambiar, sobre las que puedes influir. Lo conveniente es que el área de preocupación y el área de influencia coincidan porque, preocuparse de cosas que no podemos cambiar, es un desperdicio de tiempo.

Por ello, cuando fijes un objetivo, asegúrate de que está dentro de tu área de influencia. A mí por ejemplo me preocupa mucho salvar los arrecifes de coral pero se escapa un poco de mi control. Lo que sí puedo hacer es luchar contra el cambio climático reciclando o yendo a trabajar en metro.

Objetivos

4.- Te inspiren, que merezcan la pena

Jim Rohn ponía un ejemplo sobre un hombre cuyo objetivo financiero era pagar las facturas que tenía pendiente para poder llegar a fin de mes. Por supuesto, llegar a fin de mes es un objetivo (y a lo mejor es el objetivo que tienes que fijarte si estás pasando una mala racha), pero no es el tipo de objetivo que te ayuda a levantarte por la mañana de la cama lleno de energía y vitalidad.

Es mucho mejor plantearte ahorrar 150 euros al mes para pagarte unas vacaciones en el Caribe. ¡Te levantarás de la cama de otra manera!

5.- Tengan un plazo

Al ponerte un plazo crearás un sentido de urgencia que te obligará a actuar.

El 31 de diciembre de 2016 me fijé como objetivo lanzar este blog antes del 31 de marzo de 2017. Al final me retrasé un poco y durante esos días de retraso sentí que no estaba siendo responsable conmigo mismo. Si no me llego a poner un plazo, todavía estaría mirando distintos estilos de página para este blog…

Fijar un plazo te obliga a actuar, que es de lo que se trata, no lo olvidemos.

Tipos de objetivos

En cuanto a los tipos de objetivos, pues hay muchas clasificaciones pero mi consejo es que sigas la clasificación que más te guste (o ninguna, lo que te parezca).

Yo personalmente divido mis objetivos en: (a) financieros, profesionales y personales y (b) a corto plazo, a medio plazo y a largo plazo.

Por si te puede servir de ejemplo, alguno de los objetivos que me fijé el 31 de diciembre de 2016 fueron: (i) hacer una inversión inmobiliaria en Madrid antes de que acabase 2017 (objetivo financiero a corto plazo); (ii) visitar 3 nuevos países a lo largo de 2017 (objetivo personal a corto plazo); o (iii) trabajar por conocimientos y no por dinero antes de 2020 (objetivo profesional a medio plazo).

Y, ¿cada cuánto me fijo objetivos?

Pues cada vez que te apetezca. Hay autores que proponen hacerlo cada día, cada mes, cada año…

Yo fijo mis grandes objetivos una vez al año y los reviso cada 6 meses. Por supuesto, también hay días que me fijo objetivos para ese mismo día, pero lo hago sobre la marcha, sin tanta planificación.

La idea es que fijar objetivos sea una herramienta que te ayude, no que se convierta en una obligación adicional. Si te apetece hacerlo cada día durante 5 minutos por la mañana, hazlo. Si no, no. Pero ten objetivos.

¿Prioritizo mis objetivos?

Muchos autores recomiendan priorizar tus objetivos entre los más importantes y los menos importantes. Yo personalmente no lo hago porque los fijo anualmente y tengo intención de conseguirlos todos.  😎 Sin embargo, si tienes muchos objetivos puede ser buena idea priorizarlos.

Y una puntualización: no confundas un objetivo con algo que tienes que hacer, ya que no son necesariamente lo mismo. Yo este año tuve que renovar mi DNI pero… ¡no era uno de mis objetivos!

Fijar Objetivos

Consideraciones finales

Dos consideraciones finales y ya acabo:

(i) Fijarte objetivos es planear que vas a trabajar.  Fijarte objetivos es el primer paso, el comienzo. Luego queda hacer todo el trabajo. Si no hacemos nada, ¡poco hemos avanzado!

(ii) Cuando consigas un objetivo, celébralo. Te ayudará a mantener la motivación alta y es una muy buena ocasión para agradecerte a ti mismo, y a los que te rodean, todo el esfuerzo que habéis hecho.

La razón más importante para fijarse objetivos es que te conviertes en alguien mejor para conseguirlos. Y en lo que te conviertes será más valioso que el propio objetivo”. Jim Rohn.

  • Fantástico artículo. Muchas gracias!

    • https://twitter.com/MrFinanzasPerso

      Muchas gracias Guadalupe. ¡Me alegro mucho de que te haya gustado! 😉