7 datos interesantes del oro

En este post vamos a ver algunos datos interesantes del oro que contribuyen a hacerlo un elemento tan preciado.

1.- Origen del oro

Parece ser que la mayor parte del oro que existe en la tierra proviene de una serie de meteoritos que impactaron la Tierra unos 200 millones de años después de su formación.

La mayor parte del oro se fundió y se encuentra actualmente en el núcleo terrestre. De hecho se estima que en el núcleo de la tierra hay suficiente oro para cubrir la superficie de nuestro planeta con una capa de 4 metros de oro.

En cuanto al origen de esos meteoritos, las hipótesis actuales apunta a que se formaron como resultado de la colisión de estrellas muertas

2.- El oro es escaso

Se estima que en total se han minado unas 187.200 toneladas de oro a lo largo de la historia y que la inmensa mayoría de ese oro sigue en uso (con excepción del oro que se haya perdido o del que se haya hundido en el mar).

Puede parecer que es mucho oro pero, si lo juntásemos todo en único cubo tendría una superficie de tan solo 21 m2. De hecho, es tan escaso que es más probable encontrar un diamante de cinco quilates que una onza de oro.

Y más del 90% de el oro que existe fue minado después de la fiebre del oro de California en 1849 que llevó a que más de 40.000 mineros se desplazasen a ese estado y que dio lugar al término 49ers (que utiliza el equipo de fútbol americano de los San Francisco 49ers).

3.- Ductibilidad extrema

La típica moneda de una onza de oro (31,1 gramos) podría convertirse en un cable extremadamente fino de 5 micrones con una longitud de casi 80,5 kms. También podría convertirse en una hoja translucida con un ancho de 0.000018 cm y una superficie total de 9 m2.

Una barra de oro equivale a 400 onzas, por lo que de una barra se podría sacar un cable de más de 32.000 km. El cable sería lo suficientemente largo para darle la vuelta a la Tierra casi tres veces (el diámetro de la Tierra es de unos 12.800 km).

Datos interesantes del oro

4.- El oro es extremadamente conductivo

Y es por ello que tiene una gran cantidad de aplicaciones electrónicas, médicas, espaciales, de protección ante la radiación o industriales. Por ejemplo, se estima que cada teléfono móvil utiliza una cantidad de aproximadamente 50 miligramos de oro.

Y esa conductibilidad es también uno de los motivos por los que el oro resulta tan conveniente como joya: en cuanto te la pones, el oro alcanza rápidamente la temperatura de tu organismo.

5.- El oro es comestible

Otro de los datos interesantes del oro es que, aunque se trate de un metal pesado el oro se puede comer.

Por ejemplo, en algunos países asiáticos se añade oro a la fruta, el café, el té o la gelatina. Al menos desde el siglo XVI se ha añadido oro en botellas de licor en Europa, tales como el Danziger Goldwasser.

Y algunas tribus americanas pensaban que comer oro podría ayudar a los seres humanos a levitar

6.- El oro es un metal no reactivo, no tiene olor ni sabor

El oro es un metal no reactivo, lo que quiere decir que es resistente a la oxidación por el aire, a la humedad y a la mayor parte de los ácidos. De hecho, para disolverlo es necesario utilizar un disolvente especial denominado aqua regia.

Además, al no ser reactivo, el oro de 24 kilates no tiene ni olor ni sabor.

7.- En los océanos hay miles de toneladas de oro

Y no nos referimos al oro de los galeones españoles hundidos sino al oro que está disuelto en el mar. La concentración de oro en el mar es de tan solo 10 partes por cada cuatrillón (si, si, está bien escrito), pero el mar es tan inmenso que se estima que en total hay unas 15.000 toneladas.

Conclusión

Pues éstos son algunos de los datos interesantes del oro (aparte de su aparencia, claro) que le confieren tanto valor.

¿Conocéis algún otro dato digno de destacar?

¨Una máscara de oro esconde todas las deformidades¨. Thomas Dekker, escritor británico del siglo XVI.