Características claves del oro

Tiempo de lectura: 3'

En este post me gustaría que viésemos brevemente cuáles son las características claves del oro que han hecho que haya sido cosiderado como algo valioso durante los últimos 7.000 años.

De hecho, no importa lo que digan los economistas: cada vez que se produce una crisis de gran magnitud o un evento catastrófico como una guerra o una revolución, el oro actúa como refugio de valor.

¿A qué se debe esto?

Características claves del oro

El oro es un material que tiene una serie de características que lo distinguen de otros materiales y lo hacen único. Veámoslas brevemente.

1.- Maleabilidad

El oro es un metal muy dúctil, maleable (esto es, que se puede cambiar fácilmente su forma sin que se rompa) por lo que puede usarse para trabajos muy finos como la joyería. Además es un metal blando (con una escala de dureza de 2.3 sobre 10) y con un punto de fusión bajo (1063 Cº) lo que lo hace relativamente sencillo de acuñar y usar como moneda.

Esta característica permite que el oro se pueda moldear en finas láminas y que se vuelva translúcido, permitiendo que pase un poco de luz solar mientras reflejan los rayos infrarrojos, por lo que es ideal para las viseras de los cascos de los astronautas o como cristal que sirva para mantener constante la temperatura de edificios, por ejemplo.

Además, se puede combinar mediante aleación con otros metales como la plata, el cobre, el zinc o el titanio, para hacerlo más fuerte, más duradero y más adecuado para fines más concretos.

Y finalmente el oro es un excelente conductor de electricidad, por lo que se destinan al año unas 320 toneladas de este metal para fabricar móviles, tablets, ordenadores y un largo etcétera.

Características claves del oro

2.- Inmutabilidad

El oro es uno de los metales menos reactivos que existe. No se oxida en contacto con el oxígeno o con el agua (de hecho, hay oro en los océanos y en algunos ríos), no se corroe cuando entra en contacto con otros tipos de ácidos que corroen otros metales básicos, y no pierde su lustro con el paso del tiempo (como la plata, por ejemplo).

Eso lo hace muy atractivo para la elaboración de joyas o como componente de circuitos eléctronicos que vayan a estar sometidos a ciertas condiciones de humedad o presión.

3.- Dualidad: Escaso pero disponible

El oro es un metal relativamente escaso.

A pesar de que la mayor parte de la producción de oro a lo largo de la historia sigue estando disponible (porque, a parte de lo que se haya hundido en el mar o perdido, prácticamente todo se reutiliza), se estima que el total de oro en la actualidad es de algo menos de 6.500 millones de onzas (una onza son 31,1 gramos).

Si lo comparas con cuántos habitantes somos en el planeta, no llega ni a una onza por persona. Pongamos otro ejemplo: si utilizásemos todo el oro que existe para llenar piscinas olímpicas sólamente podríamos llenar algo más de tres.

Por tanto, es oro es muy escaso en comparación con otros metales como el hierro, el cobre o el aluminio. Pero no es tan raro como el rodio o el osmio. Eso permite que, aunque sea escaso, haya cierta disponibilidad relativa para adquirir oro.

4.- Facilidad para ser medido

Otra de las características claves del oro es lo relativamente sencillo que es medirlo y pesarlo ya que, con una serie de pruebas relativamente sencillas se puede comprobar que el oro es verdaderamente oro.

Este ha sido un factor que a lo largo de la historia, antes de que existiesen divisas como la libra esterlina o el dólar, permitió a los comerciantes realizar transacciones internacionales con un material cuyo valor era reconocido universalmente.

Conclusión

El oro tienen una serie de características que le han otorgado valor desde tiempos inmemoriales. No hay ningún otro activo (exceptuando, quizás, las propiedades inmobiliarias) que tenga una trayectoria tan sólida como refugio de valor a largo plazo como el oro.

Por favor, tenlo en cuenta la próxima vez que los bancos centrales empiecen a imprimir dinero a diestro y siniestro.

¨Si tienes fe en nuestros líderes, no compres oro. Si no crees en ellos, quizás deberías comprar oro¨. Robert Kiyosaki

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.