Los 7 pasos para liberarte de tu deuda mala

Tiempo de lectura: 3'

¿Eres una de esas personas a las que le ahoga los pagos de deuda?¿Querrías liberarte de tu deuda? En el post de esta semana vamos a ver los pasos que tienes que tomar para salir de esa situación tan angustiosa.

 1.- Aprende a distinguir entre deuda mala y deuda buena

Lo primero que tienes que hacer para liberarte de tu deuda es distinguir entre deuda mala y deuda buena. Ya vimos en detalle la diferencia en este post pero, básicamente, deuda buena es la que te ayuda a poner dinero en tu bolsillo y deuda mala es la que saca dinero de tu bolsillo.

Si necesitas un coche para tu trabajo, el préstamo para comprar el coche es deuda buena. Pero si puedes ir a trabajar en transporte público, ese mismo préstamo es deuda mala. Tenlo claro.

2.- Deja de acumular deuda mala

Esto parece obvio pero hay que decirlo. Si quieres liberarte de la deuda mala lo primero que tienes que hacer es dejar de acumular nueva deuda mala.

Ahora mismo no es el momento de comprarte una televisión nueva a crédito o de pagar un viaje a plazos. Aguanta con la televisión antigua y vete de vacaciones a un sitio más económico.

3.- Haz una lista de todas tus deudas malas

Lo siguiente que debes hacer es enumerar todas tus deudas malas. Identifica: (i) cuánto debes en concepto de principal; (ii) qué tipo de interés pagas; (iii) las comisiones por amortización anticipada o cancelación; y (iv) el plazo de tus préstamos.

Me temo que si, que te va a tocar estudiártelo todo muy bien. El camino a la libertad financiera implica ciertos sacrificios.

4.- Determina qué deuda mala vas a pagar primero

Existen distintos métodos que describimos en detalle en este post. Y es posible que a ti se te ocurra alguno más. Yo elegiría el método lógico pero lo importante no es el método que elijas, sino que tengas uno. Y que lo apliques claro.

Liberarte de tu deuda

5.- Saca de algún sitio una cantidad extra para pagar deuda

Para liberarte de tus deudas vas a tener que hacer un pequeño esfuerzo extra y ahorrar un poco.

En mi opinión, lo más sensato para ahorrar es reducir los gastos discrecionales. Si no sabes cuáles son los gastos discrecionales, puedes encontrar una explicación detallada aquí.

Ese dinero que ahorres destínalo íntegramente a liberarte de tu deuda seleccionada.

6.- Paga el mínimo en todas tus deudas malas menos la que vas a pagar primero

Es posible que puedas reducir la cuota de algunas de tus otras deudas malas sin que aumente la cantidad pendiente (por ejemplo, que te dejen pagar solamente intereses durante algún tiempo). Investígalo.

Si es así, puedes reducir la cuota de esas otras deudas malas y destinar ese dinero a pagar también la primera de las deudas malas de la que te vayas a deshacer. Así el proceso será más rápido.

7.- Una vez que hayas repagado una deuda mala pasa a la siguiente

Ahora que te has liberado de una deuda mala, puedes destinar lo que destinabas a pagar esa deuda, más lo que ahorres, a pagar la segunda deuda mala.

Luego puedes destinar lo que utilizabas para pagar la primera deuda mala y lo que utilizabas para pagar la segunda deuda mala a pagar la tercera deuda mala. ¡Y así sucesivamente!

Liberarte de tu deuda mala: sentido común.

La deuda mala es el principal obstáculo no solo para alcanzar la libertad financiera sino para vivir tranquilo. Incluso si lo tuyo no son las inversiones, la deuda mala es una lacra. Hazte un favor y elimínala en cuanto antes. No te conviertas en un esclavo de tus deudas.

 ¨No hay atajos cuando se trata de liberarte de tu deuda¨. Dave Ramsey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.